El proyecto se llevó a cabo a partir de una sólida construcción de los aspectos teóricos de la discapacidad y contemplando el modelo social de discapacidad adoptado en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Esta investigación se enmarca en el Programa de Proyectos e Investigación, radicado en el área de TIC en Educación (TICE) de la Universidad Nacional de Chilecito y tiene como objetivo la inclusión educativa de personas sordas o con algún nivel de discapacidad auditiva (hipoacusia) mediante el uso de las TIC.

La investigación surge a partir de la necesidad de brindar a los estudiantes con discapacidad auditiva una herramienta que facilite su trayecto académico. Para su abordaje se conformó un equipo de trabajo entre los integrantes de TICE, docentes y alumnos invitados, quienes llevaron adelante el proyecto de investigación “Educación para todos. TIC para inclusión de personas en situación de discapacidad a la Universidad”.

El proyecto concluyó con el desarrollo de un software piloto que transcribe la voz a texto y traduce a lengua de señas (utilizando un avatar 3D), respetando una sólida construcción de los aspectos teóricos de la discapacidad, contemplando el modelo social de discapacidad adoptado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, que en su preámbulo expresa: “Reconociendo que la discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás”.

En la actualidad, el equipo de investigación continúa trabajando en la búsqueda de herramientas y aplicaciones necesarias para la mejora de las animaciones del avatar 3D y el desarrollo del sistema en múltiples plataformas, para que se alcance la generalización de producto tecnológico. Como proyección futura, se avizora la necesidad de producción/actualización permanente del diccionario de la aplicación y las distintas lenguas de señas.

Gabriel Quiroga Salomón es el responsable de la investigación y junto a su equipo de trabajo desarrolló el software que en un primer momento fue pensado para estudiantes universitarios, pero a medida que fue evolucionando y con resultados a la vista, el equipo observó que podía extenderse a todos los niveles educativos, acompañando el trayecto formativo completo del estudiante.

El software tiene cinco funciones principales: la primera es la literal, que traduce en forma secuencial (una a una) las palabras escuchadas. Un avatar 3D se encarga de mostrar la traducción y esta es la función base del sistema.

La segunda función es la LSA (Lengua de Señas Argentina), que tiene una estructura gramatical propia, de tiempo sujeto, objeto, verbo, negación y pregunta. Cuando el profesor/a habla, el sistema traduce a texto, interpreta la estructura, la cambia a LSA y devuelve la traducción mediante el avatar.

La tercera función es deletreo y permite que las palabras que no tienen traducción o no se encuentran en nuestro diccionario sean traducidas por letra por letra, en señas.

La cuarta función “palabras compuestas”, son verbos conjugados.

La quinta y última función “auto aprender” es un algoritmo que trabaja coordinadamente con las cuatro funciones anteriores. Permite que la traducción no se detenga frente a palabras no encontradas en el diccionario, las deletree y guarde un registro de la seña que es necesario agregar a la base de datos.

“Estamos convencidos de que debemos hacer uso de las potencialidades que nos ofrece la tecnología y trabajar en busca de trayectos educativos más inclusivos e igualitarios. Este fue inicialmente nuestro objetivo y seguiremos trabajando en ello. Hay un largo camino por delante y un equipo de trabajo que admiro. Consideramos que esta herramienta será un aporte significativo para las personas hipoacúsicas y la comunidad educativa en general y trabajaremos en pos de ello” sostiene el director del proyecto Gabriel Quiroga Salomón. 

Fuente: argentinainvestiga.edu.ar