En la ciudad de Ginebra el Comité Directivo de Gavi, la Alianza para las Vacunas que participa del convenio de COVAX, el pilar de las vacunas para el Acelerador del Acceso a Herramientas contra el COVID-19 (ACT), junto con la Coalición para Innovaciones en Preparativos ante Epidemias (CEPI) la Organización Mundial de la Salud (OMS), y UNICEF, aprobó la evolución de su actual estrategia del programa de 5 años. 

La misma tendrá un enfoque renovado en la inmunización de rutina y la llegada a los niños con cero dosis, la introducción de nuevas vacunas, un rol fortalecido de la alianza en los preparativos y capacidad de respuesta ante brotes y pandemias, junto a la continuación de vacunación contra el COVID-19 en los 92 países de bajos ingresos que apoya COVAX Gavi, Compromiso de Avance de Mercado.

La reunión también aprobó el relanzamiento del programa de vacunación contra el HPV de la Alianza y se aprobó también un plan ambicioso para apoyar la fabricación sostenible regional de vacunas, en particular en África.

El Comité Directivo además dio luz verde al aprovechamiento de la experiencia de décadas de Gavi para combatir las continuas epidemias, pandemias y brotes, incluyendo los recientes aprendizajes de COVAX, para los preparativos y capacidad de respuesta ante pandemias (PPR), en particular con trabajo en pos del acceso equitativo a vacunas contra brotes y pandemias, el fortalecimiento de sistemas de salud, la aceleración de financiamiento innovador para casos de riesgo, y el apoyo a la diversificación de la fabricación global de vacunas.

El Comité Directivo aprobó la decisión de seguir asegurando que sean accesibles las vacunas contra el COVID-19 para los 92 países del AMC. Si bien la prioridad actual sigue siendo la de ayudar a los países a aumentar sus niveles de cobertura y brindar refuerzos a los grupos de alto riesgo, el Comité Directivo también confirmó planes para empezar a prepararse ahora para futuras evoluciones del virus. Aunque COVAX sigue con los planes para escenarios de gravedad, se acordó en principio explorar la integración de futuras vacunaciones contra el COVID-19 , en una apuesta por mejorar sinergias, tener capacidad de mayor respuesta ante las necesidades de los países, y reducir la carga adicional de respuesta de emergencia especializada que recae sobre los países.

“Nunca antes han administrado los países apoyados por Gavi la cantidad de vacunas, miles de millones de dosis, como se hizo en 2021. Sin embargo, la inmunización de rutina ha sufrido un gran impacto a causa de la pandemia durante dos años consecutivos, y resulta esencial que ayudemos a los países a enfrentar esto. Las decisiones que se han tomado en la reunión ayudarán a que la Alianza para las Vacunas ingrese en un Año de Renovación, no solo en su histórica misión de no dejar atrás a nadie en la inmunización, sino también en términos de que la alianza introduzca nuevas innovaciones y formas de trabajar, a partir de lo que se aprendió en la pandemia”, dijo el Profesor José Manuel Barroso, Presidente del Comité Directivo de Gavi.