Llegó a la ciencia porque la telenovela “El Clon” despertó en ella el deseo de aprender a clonar, justo cuando estaba por terminar el secundario. Así fue que Paula Montserrat Couto eligió estudiar Biología, carrera que completó en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. “Salió bien”, se ríe la ahora doctora en Química, de 35 años, que trabaja desde 2012 en el Laboratorio de Biología Celular y Estructural de la Fundación Instituto Leloir.

Oriunda de Lomas de Zamora y la anteúltima de cinco hermanos, Paula además es una apasionada del deporte. Aunque de chica quería jugar a la pelota, su mamá prefirió que tomara clases de gimnasia rítmica; pero una vez que ingresó a la facultad no dudó en sumarse al equipo femenino de fútbol 7. Con el tiempo sus intereses fueron cambiando y multiplicando: ahora juega futsal en el Club Los Andes, entrena básquet en la UBA y boxeo con el ex boxeador Alfio Ruiz en un gimnasio de Belgrano. Y solía correr maratones.

Por su capacidad para poder combinar su intenso trabajo en el laboratorio con la pasión por el deporte, Paula es una de las protagonistas de una serie de publicidades que llevaron adelante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y Presidencia de la Nación con la que se buscó alentar vocaciones científicas y desmitificar que quienes hacen ciencia son personas ermitañas que sólo piensan en sus experimentos. De hecho, invitó a verlo de otro modo: “Que lo que quieras ser incluya la ciencia”, propone. Y Paula, en el spot, enfatiza: “Trabajo de lo que más me gusta, sin dejar ninguna pasión de lado”.

Según la investigadora del CONICET, que durante la semana estudia el comportamiento de las proteínas en la Fundación Instituto Leloir, “para mí el deporte es todo. Si un día no practiqué nada me siento mal”. Y para graficar la relación que para ella tienen la ciencia y deporte, cuenta: “Mi jefe, Julio Caramelo, dice que no me canso y soy perseverante en el laboratorio porque soy maratonista. Estoy acostumbrada a ponerme un objetivo e insistir aunque ya no dé más”.

Fuente: Agencia CyTA-Leloir