El Ataque Cerebro Vascular (ACV) es considerado la primera causa de discapacidad permanente en adultos en nuestro país y en el mundo. Por eso es fundamental que la población se informe sobre cuáles son las acciones que pueden salvar una vida y disminuir drásticamente la discapacidad en pacientes que estén sufriendo un ACV. 

“Las visitas médicas regulares, el estricto control de la presión arterial y la glucemia (diabetes), una buena alimentación, la práctica de ejercicio físico de manera regular y el control y tratamiento de las enfermedades de corazón, son fundamentales para prevenir y disminuir el riesgo de un ataque cerebro vascular”, advierte el neurólogo Máximo Zimerman, especialista en rehabilitación neurológica y director médico del centro Cites INECO.

Sin embargo, generar conciencia sobre esta enfermedad y educar a la sociedad, se vuelve  fundamental para que todos los ciudadanos puedan saber cuándo una persona puede estar sufriendo un ACV y, así, actuar con rapidez ya que cada segundo cuenta. En este sentido, los profesionales recomiendan recordar tres sílabas que pueden ayudar a detectar cuándo una persona está transitando un cuadro de este tipo y acudir inmediatamente emergencias:

 HABRASO

– HA: Habla. Pedirle a la persona que repita una frase y asegúrate que pueda hacerlo de la forma correcta.

– BRA: Brazos. Pedirle a la persona que levante los brazos como si estuviera sosteniendo una bandeja y comprobar que pueda mantenerlos arriba sin teneruna caída brusca de los dos.

– SO: Sonrisa. pedirle a la persona que sonría y corroborar que sea simétrica. 

“Es importante saber que la presencia de cualquiera de estos signos, nos indican la necesidad inmediata de trasladar a esta persona al centro de emergencia más cercano y así poder brindar asistencia a tiempo. Poder detectar un ACV a tiempo, salva vidas”, concluye Zimerman.