En Argentina el sarampión, la rubéola y la poliomielitis son enfermedades que están eliminadas. Esto quiere decir que ya no circulan dentro de nuestro país. Sin embargo, aún provocan brotes en otras partes del mundo.

La vacunación es la única estrategia para sostener la eliminación del sarampión, rubéola, síndrome de rubéola congénita y poliomielitis; y para controlar las paperas. 

Esta campaña es una oportunidad para reforzar la protección de toda la población frente a estas enfermedades.

Para recibir las vacunas, solo es necesario acercarse a cualquier vacunatorio u hospital público, sin necesidad de contar con orden médica.

Situación del sarampión y la rubéola

Argentina no presenta casos endémicos de sarampión desde el año 2000 y de rubéola y síndrome de rubéola congénita desde el 2009. Ambos virus continúan circulando en otros países y ante la disminución de las coberturas de vacunación, existe alto riesgo de importación de casos y desarrollo de brotes posteriores.

El Calendario Nacional de vacunación contempla la protección contra sarampión, rubéola y paperas mediante la vacunación con triple viral a niñas y niños de 12 meses y 5 años. Además, cada 4 años aproximadamente se realizan Campañas Nacionales de Seguimiento, en las que se da una dosis adicional de esta vacuna entre los 13 meses y 4 años inclusive.

La vacunación protege a quienes reciben la vacuna y también indirectamente a quienes no pueden recibirla como personas con inmunocompromiso, personas gestantes y menores de 1 año. Esto se denomina inmunidad colectiva.

Argentina asumió y sostiene el compromiso de la eliminación del sarampión, la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita (SRC) en su territorio.

Situación de la poliomielitis

Desde 1984 Argentina está libre de la circulación de poliovirus salvaje. Si bien el poliovirus salvaje tipo 2 y tipo 3 han sido erradicados, aún persiste la circulación del polivirus salvaje tipo 1 en varios países.

El riesgo de propagación internacional de la enfermedad persistirá mientras existan territorios con circulación de poliovirus y bajas coberturas de vacunación.

Para sostener la eliminación de los virus del sarampión, la rubéola y la poliomielitis del país y de la región, es fundamental mantener coberturas de vacunación superiores al 95%, un sistema de vigilancia sensible capaz de detectar y contener en forma oportuna las posibles importaciones.

Para tener en cuenta

  • Todos los niños y las niñas de 13 meses a 4 años inclusive, deben recibir una dosis de la vacuna triple viral y de la vacuna antipoliomielítica (IPV) independientemente de las dosis recibidas previamente.
  • Las dosis adicionales son gratuitas, obligatorias y forman parte de una campaña nacional de seguimiento que se realiza aproximadamente cada cuatro años.
  • La vacunación se realizará en todos los centros de salud y hospitales públicos del país desde el 1º de octubre al 13 de noviembre de 2022.
  • No se requiere orden médica.
  • Esta campaña es una oportunidad para reforzar la protección de toda la población frente al sarampión, rubéola, paperas y poliomielitis.
  • La vacuna triple viral previene el sarampión, la rubéola y las paperas. La vacuna IPV previene la infección por poliovirus 1, 2 y 3.
  • Las vacunas de campaña pueden coadministrarse con la vacuna contra la COVID-19 y con cualquier vacuna del calendario nacional.
 Fuente: Ministerio de Salud  – Argentina