Eliminación de la transmisión maternoinfantil de la enfermedad de Chagas

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Unitaid* lanzaron hoy una alianza de cinco años y 2,6 millones de dólares para ampliar los esfuerzos regionales y nacionales para eliminar la transmisión maternoinfantil de la enfermedad de Chagas.

12

El Chagas es una enfermedad tropical desatendida endémica en América Latina por la que mueren más personas que cualquier otra infección parasitaria. Esta enfermedad está causada principalmente por la picadura de un insecto, pero la enfermedad también puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que más de un millón de mujeres en edad fértil están infectadas, lo que provoca que hasta 15.000 niños nazcan con Chagas cada año.

«La enfermedad de Chagas supone una carga importante para más de 6 millones de personas en 20 países endémicos de las Américas, muchas de ellas mujeres y recién nacidos», afirmó la doctora Carissa F. Etienne, Directora de la OPS. «Con esta alianza, esperamos fomentar y acelerar las inversiones y los compromisos para que cada niño, en cualquier lugar de la Región, nazca libre de Chagas y las madres que viven con la enfermedad reciban el tratamiento que necesitan», agregó.

La lucha contra el Chagas es compleja por varios factores, entre ellos, sus múltiples vías de transmisión, mediante las picaduras de insectos, pero también a través de la sangre de una persona afectada, de madre a hijo o incluso por el consumo de alimentos contaminados. Además, es en gran medida asintomática, lo que hace que las personas afectadas no reciban atención médica hasta desarrollar una infección crónica, que es más difícil de tratar. La falta de herramientas de diagnóstico eficaces, el tratamiento difícil y prolongado, y brechas en las políticas y la financiación suponen retos adicionales.

«Con menos del 10% de las personas infectadas por la enfermedad de Chagas diagnosticadas en todo el mundo y aún menos en tratamiento, Unitaid pretende llenar el enorme vacío que deja a las mujeres y a los bebés en grave riesgo de infección», sostuvo el doctor Philippe Duneton, Director Ejecutivo de Unitaid. «Esta asociación, la primera en su tipo, entre Unitaid y la OPS garantizará que los avances en las herramientas de lucha contra el Chagas puedan convertirse rápidamente en una realidad para las personas de toda América Latina y de otros lugares».

La colaboración aprovechará los conocimientos de otra iniciativa financiada por Unitaid, CUIDA Chagas, cuyo objetivo es desarrollar estrategias de diagnóstico, tratamiento y atención que puedan reproducirse en diferentes países y contextos. El proyecto determinará la eficacia de nuevas opciones de tratamiento más cortas para la enfermedad de Chagas crónica y validará formas de acortar el tiempo necesario para el diagnóstico.

La OPS aportará su experiencia técnica para apoyar a los países e instituciones del proyecto CUIDA Chagas en Bolivia, Brasil, Colombia y Paraguay. El objetivo es desarrollar mejores formas de interrumpir la transmisión maternoinfantil del Chagas, y compartir los principales aprendizajes y avances para beneficiar a toda la Región.

La alianza entre la OPS y Unitaid amplificará el impacto de este trabajo, asegurando que la evidencia informe directamente las políticas públicas y haga avanzar rápidamente el uso amplio de pruebas de diagnóstico más asequibles en los puntos de atención, mejore la consejería y el tratamiento, y la atención integral para las mujeres y los recién nacidos.

*Unitaid  es una agencia que funciona bajo los auspicios de la OMS y se dedica a encontrar soluciones innovadoras para prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades en los países de ingresos bajos y medios.

 

Fuente: OPS