Impulso a la “porción bariátrica” en restaurantes

La iniciativa respaldada por la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO) propone que los locales gastronómicos ofrezcan en su carta la posibilidad de escoger la mitad de cada uno de sus platos. El proyecto busca acompañar y facilitar el cambio de hábitos en un creciente número de pacientes operados.

37

Alrededor de 12.000 personas se someten a una cirugía metabólico-bariátrica cada año en la Argentina para el tratamiento de enfermedades como la obesidad, la diabetes y otros trastornos metabólicos derivados. Las estimaciones indican que este número de personas operadas irá en aumento, ya que la evidencia ubica a la cirugía metabólico-bariátrica como el tratamiento más efectivo de la obesidad[1], una enfermedad cuya incidencia creció un 74% en los últimos siete años.

En este contexto, la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO) respalda un proyecto, que ya ha ingresado en el Consejo Deliberante de Rosario y que aspira a tener alcance nacional, para que se incorpore en la carta de los restaurantes la alternativa de porciones reducidas a la mitad de los platos tradicionales ofrecidos. El objetivo es acompañar y facilitar el cambio de hábitos que deben incorporar los pacientes antes y después de que se les practique una cirugía metabólico-bariátrica.

“La concreción de este proyecto involucra el empoderamiento de las personas con cirugías metabólico-bariátricas para tomar el control de su propia alimentación, en la facilidad de elección de una porción adecuada en cantidad y calidad”, subrayan los autores en los fundamentos de la iniciativa.

De concretarse la propuesta, el local gastronómico deberá brindar la opción de media porción de todos los platos ofrecidos en su menú, a un precio acorde. “El objetivo no es idear un menú diferente, sino ofrecer la posibilidad de adquirirlo en menor volumen, teniendo en cuenta que su capacidad de ingesta es reducida y, de esta manera, evitar el desperdicio y gasto innecesario”, enfatizan.

En la fundamentación del proyecto, la SACO también hace hincapié en el aumento sostenido de procedimientos bariátricos que se han practicado en los últimos 15 años debido a su efectividad demostrada para el tratamiento de la obesidad mórbida y severa, y de la obesidad grado II con enfermedades asociadas, tanto en nuestro país como en el mundo. “Esta favorable evolución de las cirugías metabólico-bariátricas ha sido acompañada por nuevos desarrollos tecnológicos y el progreso de las técnicas quirúrgicas. Esto permite al paciente ingerir variedad de alimentos ricos en nutrientes, restringir los volúmenes y, fundamentalmente, brindar sensación de saciedad”, detallan.

Al permitir a los pacientes la elección de una “porción bariátrica” en el menú, se asegura una buena tolerancia gástrica, menor desperdicio y ahorro económico.

“La cirugía metabólico-bariátrica es una herramienta que se utilizará cada vez más por lo que el proyecto no solo busca velar por aquellos que ya fueron operados sino también por la gran cantidad de personas que se someterá a esta clase de procedimiento quirúrgico en los próximos años”, resumió el doctor Jorge Harraca, presidente de la SACO.

Tanto personas ya operadas como la comunidad en general pueden brindar su apoyo a la iniciativa mediante su firma a través del siguiente link: www.change.org/porcionbariatrica