Sociedades médicas proponen estrategias para mejorar las coberturas de vacunación

Con el fin de contribuir con las coberturas de vacunación y con la recuperación de los esquemas, la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) convocó a representantes de diferentes sociedades científicas: Sociedad Argentina de Infectología (SADI) Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP), Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y la Asociación Argentina de Microbiología (AAM) y desarrollaron el documento “Mejorar las coberturas de vacunación: un objetivo prioritario”.

36

La pandemia y las restricciones provocaron, entre otras consecuencias, una caída de las coberturas de las vacunas del Calendario Nacional de Vacunación. Dicha situación ya se venía observando en nuestro país y en la región de las Américas en los últimos años. Por ello se conformó un grupo de trabajo con profesionales con amplia experiencia en inmunización que han analizado la situación actual y desarrollando propuestas con el objetivo de recuperar los esquemas de vacunación.

Una de las cosas que caracteriza a la SAVE es el trabajo en equipo. Además, el trabajo tiene que ser interdisciplinario. Con este objetivo es que convocamos a diferentes sociedades científicas para analizar el descenso de las coberturas de vacunación, que venían descendiendo desde antes de la pandemia y con la pandemia la situación se agravó. Un ejemplo de esta situación es el rebrote de sarampión, que fue el peor brote que tuvimos entre 2019 y 2020. No nos podemos relajar con la vacunación porque si las coberturas bajan, las enfermedades vuelven”, sostuvo la Dra. Florencia Cahn, Presidenta de la SAVE en un encuentro en el que se presentó el documento.

La especialista explicó que, si no modificamos la situación actual y no se recuperan los esquemas, pueden reemerger enfermedades inmunoprevenibles eliminadas y aumentar la frecuencia de las que están controladas. “El mundo real sin vacunas es lo que estuvimos viviendo en la pandemia, lo que seguimos viviendo. Planteamos tres ejes de trabajo: la comunidad, el equipo de salud y las autoridades sanitarias. Hay que proponer situaciones creativas, a lo convencional hay que sumarle nuevas soluciones y en esta situación extraordinaria hay que ofrecer acciones de este mismo tenor” aseguró la Dra Cahn.

 

Trabajar con todos los públicos

 

Las sociedades científicas proponen una estrategia de acción basada en tres ejes:

  • Comunidad: En primer lugar, junto a la comunidad, trabajando en la capacitación, comunicación clara y sencilla y en educación para la salud, desde niños hasta los adultos para, sin generar temor, instalar la percepción del riesgo de contraer enfermedades inmunoprevenibles. Además, es necesaria una comunicación inclusiva que tenga en cuenta a aquellas personas que por diferentes circunstancias se encuentran excluidas del sistema de salud y que, además se pueda trabajar con quienes frente a este escenario económico y social puedan considerar la prevención de enfermedades.
  • Equipo de salud: En segundo lugar, se propone una línea de acción con el equipo de salud, desde las mejoras en las condiciones laborales hasta el conocimiento con respecto a las coberturas. Es necesario robustecer los recursos humanos en cuanto a la cantidad de vacunadores o sumar nuevos no habituales. Además, se debe trabajar en la capacitación continua con respecto a mantener los esquemas de vacunación completos que puede ser a través de una app con toda la información o bien con un tríptico para resolver la consulta inmediata. Finalmente se requiere introducir la vacunación como parte integral de otras cuestiones de prevención: lactancia, alimentación saludable, etc.
  • Autoridades sanitarias y ministeriales: Es vital que la recuperación de los esquemas de vacunación se instale como total prioridad en la agenda para que se pueda visibilizar la problemática y actuar en función. Además, se necesita tener una nominalización homogénea y precisa en todo el país, que la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn) proponga realizar una puesta al día de la situación epidemiológica y de las vacunas y con estas bases realizar una estrategia como, por ejemplo, la Semana/Mes del recupero de esquemas que incluya acciones simultáneas, homogéneas y sincrónicas en todo el país con foco en las vacunas de calendario.

“Es importante reforzar que la vacuna contra COVID-19 se puede administrar con cualquier vacuna de calendario, por eso no hay que perder oportunidades de vacunación. Cuando llega una persona a vacunarse hay que aprovechar el momento y consultar si tiene aplicadas las demás vacunas, porque puede ser que tenga una primera dosis de una vacuna y que le falte otra. Asimismo, es importante entender que si un esquema está iniciado se continúa, no se vuelve a empezar de cero”, finalizó la Dra. Florencia Cahn.