Antioxidantes, sustancias que ayudan a prevenir el envejecimiento celular

El estrés, la alimentación inadecuada (tanto en cantidad como en calidad de nutrientes), la radiación solar, ciertas patologías de carácter inflamatorio, la ingesta de sustancias tóxicas como alcohol y tabaco así como también el sedentarismo, son factores que inducen al estrés oxidativo. Al convivir día a día con ellos, el organismo comienza a generar compuestos llamados radicales libres, que en altas concentraciones dañan a las células.

51

El deterioro causado por estos compuestos, predispone al funcionamiento inadecuado del cuerpo, el envejecimiento prematuro de la piel y tejidos; exacerbando las patologías preexistentes y acelerando todos los procesos degenerativos que naturalmente se dan con el correr de los años, y que todos queremos evitar para lograr una mejor calidad de vida.

Grandes aliados  

Stefanía Savoia, Licenciada en Nutrición (MN 10670) miembro del Departamento de Nutrición de New Garden.

Pero no todo es negativo. “Los antioxidante son sustancias “benefactoras” que ayudan a prevenir el envejecimiento celular”, afirma Stefanía Savoia, Licenciada en Nutrición (MN 10670), miembro del Departamento de Nutrición de New Garden -cadena de tiendas de alimentos naturales de Argentina. Y explica: “Técnicamente son compuestos químicos que neutralizan la acción de los radicales libres, retardando el envejecimiento y el daño celular”. 

 Ahora bien: aunque el cuerpo produce algunos antioxidantes, requiere del complemento de fuentes externas, principalmente provenientes de la alimentación, para evitar dicho deterioro. Las frutas, las verduras, las semillas y los frutos secos, como así también algunos cereales y pescados grasos o crustáceos, son fuentes ricas de antioxidantes alimenticios. Incorporar a la dieta estos alimentos que permiten asimilar los compuestos es un factor clave para alcanzar longevidad de calidad.

Su presencia en los alimentos es fundamental no solo porque activan las propiedades naturales de preservación, sino porque al ser ingeridos protegen de manera amplia y eficaz la salud del consumidor, previniendo el desarrollo de enfermedades tan graves como el cáncer, el infarto de miocardio, los procesos neurodegenerativos y el sistema inmunológico.

Los atioxidantes más conocidos son:

  • Licopeno: podemos encontrarlo en el tomate
  • Betacaroteno: presente en vegetales y frutas de color anaranjado (zanahoria, pimientos, calabaza, zapallo) cómo de color verde oscuro (espinaca, acelga, brócoli)
  • Vitamina C: los encontramos en la naranja, limón, pomelo, ají.
  • Vitamina E (alfatocoferol): frutas secas, semillas, germen de trigo.
  • Selenio (castañas de pará, pescados y mariscos) y Zinc (semillas de zapallo, soja, lentejas, levadura de cerveza)
  • Retinol: lo encontramos en el hígado, riñón, huevo
  • Luteína: maíz, yema de huevo
  • Astaxantina: uno de los antioxidantes naturales más eficaces a la hora de combatir los signos de envejecimiento, además de contar con propiedades antiinflamatorias. Podemos encontrarlo en los crustáceos y en los pescados grasos.

Ciertos alimentos cuentan con una elevada cantidad de antioxidantes y es por ello que se recomienda incorporarlos a nuestra alimentación. Ellos son:

  • Matcha (té verde molido)
  • Bayas de goji
  • Castañas de pará
  • Aceite de Oliva
  • Arándanos y cranberries
  • Semillas de zapallo
  • Cúrcuma
  • Germen de trigo

Cada antioxidante tiene una función diferente, no intercambiable por otra. Debido a ello, es muy importante planificar una dieta diaria variada y colorida para ayudar a nuestro organismo a prevenir el deterioro y ganar en belleza y salud.