Campaña para sumar estudiantes a carreras de fonoaudiología

La campaña “+Fonos, +Salud” tiene el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de la fonoaudiología y sumar estudiantes a esta carrera que está disponible en 13 universidades de todo el país.

730

A través de la campaña “+Fonos, +Salud”, el Servicio de Fonoaudiología del Hospital Universitario Austral, la Asociación Argentina de Logopedia, Foniatría y Audiología (ASALFA), la Federación Argentina de Colegios y Asociaciones de Fonoaudiólogos (FACAF), la Asociacion de Fonoaudiólogos de la Ciudad de Buenos Aires (AFOCABA), la Regional de San Isidro del Colegio de Fonoaudiólogos de la Prov. de Buenos Aires (COFOBA) y la Asociación de Foniatría, Audiología y Logopedia Platense (AFALP), se unen para crear conciencia sobre la importancia de la fonoaudiología  y sumar estudiantes a esta carrera que está disponible en 13 universidades de todo el país.

Hace 30 años en la Universidad de Buenos Aires egresaban unos 300 alumnos de Fonoaudiología, hoy la cifra es de alrededor de 50. La misma situación se repite en universidades privadas.

Paradójicamente, mientras la cantidad de profesionales en esta carrera relacionada con la salud cae, en los últimos años se observa una mayor demanda de atención en todas las áreas, especialmente en las vinculadas a la comunicación y el lenguaje infantil. Esta tendencia se agravó durante la pandemia y la cifra de consultas se potenció debido al aislamiento social. La situación genera que en muchas regiones del país demore meses poder acceder a la atención adecuada.

La licenciatura de fonoaudiología tiene una duración de 5 años, en la que se estudia el funcionamiento normal y patológico de la audición, el lenguaje, la deglución, la respiración y la voz. No se estudia solo el conocimiento del desarrollo normal de estas habilidades, sino también sus fallas, el diagnóstico y tratamiento para solucionarlas.

La fonoaudiología involucra un amplio espectro de tareas. Se puede trabajar en 4 áreas divididas en lenguaje, audición, voz y disfagias, que envuelven lo vocal, la fonoestomatología, la succión, la masticación, la deglución y el habla, además de la neurolingüística, que detecta y trata las dificultades de comunicación y lenguaje tanto en niños como adultos.

Al trabajar en la rehabilitación de la comunicación en relación con estas áreas, el paciente se conecta con el mundo y se reinserta en el medio social.

La carrera de fonoaudiología tiene numerosos terrenos de intervención. Se puede trabajar tanto en el área preventiva como en la de rehabilitación. La población sobre la que se puede ejercer la actividad abarca desde los recién nacidos hasta los adultos mayores. Es una profesión con enorme salida laboral, donde confluyen aspectos técnicos y humanos, y se vinculan el arte, la salud y la educación. Algunos profesionales también se dedican a la investigación.

En el ejercicio de la fonoaudiología, se desarrolla una relación muy rica y cercana con los pacientes y sus familiares. Por eso “+Fonos, +Salud” convoca a conocer una profesión que modifica a las personas y su comunicación, lo que lleva a mejorar su calidad de vida.