Desarrollan una vacuna de segunda generación contra el COVID-19

Se logró diseñar un candidato a vacuna de segunda generación que indujo una respuesta inmune muy potente contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en estudios preclínicos.

17

El doctor Lisandro Otero, investigador del Conicet en el Instituto de Biotecnología Ambiental y Salud (Inbias, Conicet-Universidad Nacional de Río Cuarto) y en el Departamento de Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Exactas, integra el equipo de científicos argentinos que desarrollarán una virus de Wuhan y pretende proteger también contra las variantes que circulan.»
El investigador de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la UNRC contó que ya lograron diseñar un candidato a vacuna de segunda generación que indujo una respuesta inmune muy potente contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en estudios preclínicos.
Otero, egresado de Microbiología y graduado del Doctorado en Ciencias Biológicas, manifestó que ahora el desafío es desarrollar una vacuna que aporte respuesta inmune con una sola dosis y que sea apta para proteger contra las distintas variantes del virus.
Con el objetivo de avanzar en el desarrollo de esta vacuna se ha firmado un acuerdo entre el Conicet, la Fundación Instituto Leloir y Vaxinz, una compañía biotecnológica enfocada en el desarrollo de vacunas, que trabaja en forma colaborativa con los demás institutos. El consorcio, liderado por el doctor Osvaldo Podhajcer, también estableció una alianza estratégica con la Escuela Paulista de Medicina de la Universidad Federal de San Pablo (EPM-Unifesp), así como con el Laboratorio de Estudios en Virología y Patogenia Viral (Levip) de la misma casa de estudios para realizar los ensayos de neutralización de las distintas variantes del SARS-CoV-2, especialmente la P. 1 (de Manaos).
Más allá de la discusión por las patentes, uno de los problemas de la Argentina es que no cuenta con la capacidad instalada como para producir tantas vacunas como hace falta. Eso puede subsanarse de dos maneras: o se construyen más plantas de producción, o se generan vacunas más potentes que logren inmunidad con una dosis menor.
Precisamente, este nuevo proyecto apunta a generar una vacuna efectiva con una dosis menor. Los científicos que forman parte de este desarrollo manifestaron que la nueva vacuna puede lograr la misma inmunidad con una dosis diez veces menor.
Una vez producida la vacuna bajo las normas GLP (buenas prácticas de laboratorio) y GMP (buenas prácticas de manufactura), esta será sometida a estudios que evaluarán su eficacia en animales. Una pieza central de los ensayos preclínicos se desarrollará en la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán”. A su vez, el diseño y la ejecución de los ensayos de fase clínica 1 y 2 estarán a cargo de la Sección de Farmacología Clínica del Hospital Italiano.
Fuente Deolinda Abate Daga Universidad Nacional de Río Cuarto / Argentina Investiga