La OMS pide que se priorice inmunizar a las personas en riesgo

“La brecha mundial en el suministro de la vacuna contra el COVID-19 es enormemente desigual. Algunos países y regiones están pidiendo millones de dosis de refuerzo, antes de que otros países hayan tenido suministros para vacunar a sus trabajadores sanitarios y a los más vulnerables", dijo el director general de la Organización, el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus. Hasta ahora cuatro países han anunciado programas de refuerzo y la OMS calcula que si 11 países ricos o de ingresos medios dan una tercera dosis a su población harían falta 800 millones de vacunas adicionales.

17

“En este momento, no hay pruebas científicas de que sean necesarios refuerzos ahora. Hemos visto aumento de infecciones, pero no de muertes y hospitalizaciones. Puede que tras dos o tres años sí, pero no hay ninguna indicación de que hagan falta después de seis meses”, explicó la científica jefa de la Organización, Soumya Swaminathan. “Es una decisión que hay que basar en la ciencia, no porque una compañía declare que hay que dar refuerzo de su vacuna», añadió la especialista.

La prioridad, insistió el doctor Tedros, debe ser “vacunar a aquellos que no han recibido ninguna dosis y protección”.

“En lugar de que Moderna y Pfizer den prioridad al suministro de refuerzos de las vacunas a los países cuya población tiene una cobertura relativamente alta, necesitamos que vayan a por todas para canalizar el suministro a COVAX, al Equipo de Trabajo para la Adquisición de Vacunas en África y a los países en desarrollo, que tienen una cobertura de vacunas muy baja”, sostuvo.

El doctor Tedros pidió a las compañías que cedan sus patentes para poder aumentar la producción de vacunas, tal y como ha hecho AstraZeneca, cuyas vacunas comenzarán a producirse también en Japón y Australia, además de Europa, Corea del Sur e India.

El director general informó de que las muertes por la pandemia de COVID-19 están aumentando de nuevo, tras 10 semanas de bajadas.

«La variante Delta se está extendiendo por todo el mundo a un ritmo vertiginoso, provocando un nuevo pico de casos y muertes por COVID-19», dijo Tedros, señalando que la variante detectada por primera vez en la India se ha encontrado ya en más de 104 países.

«Tenemos que decidir cuál es nuestra prioridad. ¿Qué parte de ‘esto es una crisis global’ no estamos entendiendo? Esto sigue siendo una crisis mundial», añadió Mike Ryan, director de emergencias de la OMS. «Ahora mismo, estamos condenando a cientos de millones de personas a no tener protección”, sostuvo. «Miraremos hacia atrás con rabia, y miraremos hacia atrás con vergüenza».

«Son personas que quieren tener su pastel y comérselo, y luego quieren hacer más pastel y comérselo también», concluyó.

 

Fuente: news.un.org/