La promoción y protección de la salud en pandemia

Pinta tu aldea y pintarás el mundo, acuñó León Tolstoi, y aunque la promoción y protección de la salud son conceptos globales señalados por la Organización Mundial de la Salud, hablaré de la aldea que creo conocer. Son conceptos sociales, colectivos y no individuales pero que necesitan al individuo como protagonista indispensable para aumentar el control sobre su salud. Por Julio Salemme (*)

47

A un año del comienzo de la pandemia por SARS-CoV-2, el individuo se encuentra atemorizado, con incertidumbre por su futuro económico, laboral, sanitario y, prácticamente, solo ve como único elemento que acecha su salud al COVID-19,  relegando tanto el riesgo de enfermar por otros agentes como su prevención.

Es notorio cómo bajaron las consultas médicas, lo que conlleva a menores chequeos de control. La tasa de vacunación en niños de CABA, el distrito con mayor PBI per cápita y por ende con el mayor nivel socioeconómico del país, cayó estrepitosamente; la práctica de actividad física y deportes también descendió, aumentando significativamente el sedentarismo y acentuando la mal nutrición, producto de la angustia del aislamiento; el incremento del sobrepeso y obesidad es otro aspecto preocupante.

Por todo esto, las políticas gubernamentales tendrán que incorporar, paulatinamente, el concepto de prevención de la salud general; encaminándose a nuevos paradigmas que nos plantea la nueva normalidad.

#YoSalgoYMeCuido debería ser el concepto paraguas de todas las políticas públicas para evitar que las personas enfermen o se lesionen. Promover en todos los niveles conocimientos y aptitudes que permitan elegir opciones saludables, como por ejemplo alimentación, vacunación, entorno propicio para actividades físicas seguras. Si trabajamos en impulsar ciudades más saludables tendremos un país y un mundo más saludable.

Pero hay un aspecto crucial, en el que debemos poner especial énfasis, y es la lucha contra la pobreza: ya que con un 50% de personas pobres en nuestro país es impensable tener buenos estándares de salud.

(*) Julio Salemme es médico (UBA). Se desempeñó como terapista, jefe de servicio de clínica médica y como miembro del equipo de guardia en nefrología, ejerciendo la profesión tanto en el ámbito público como en el privado. Fue Director de la Región Sanitaria II desde 1999 al 2001 y senador provincial de Buenos Aires entre el 2001 y el 2013. En este cargo fue presidente de la comisión de Salud durante 8 años. Actualmente trabaja como médico y realiza tareas de difusión sobre prevención y promoción de la salud.

MP 70649 y MN 64620.