Plataforma digital permite recorrer la vida de personas Notables de la Ciencia

Se lanzó la plataforma digital que permite recorrer la vida, obra y legado de tres figuras emblemáticas de la ciencia argentina: Eugenia Sacerdote de Lustig, Luis Federico Leloir y Bernardo Alberto Houssay.

20

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Fundación Instituto Leloir (FIL) y el Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME- CONICET), lanzaron la plataforma Notables de la Ciencia que reúne y da muestra de las trayectorias de dos Premios Nobel en Ciencias de la Vida que desarrollaron todo su trabajo en Argentina: Bernardo A. Houssay (1947, Medicina) y Luis F. Leloir (1970, Química). También de Eugenia Sacerdote de Lustig, una de las más destacadas investigadoras de la historia de la ciencia de nuestro país, clave en la vacunación contra la poliomielitis y líder de importantes hallazgos en genética, cáncer, virología, neurociencias y otros campos.  El lanzamiento propone estas tres figuras, quienes formaron parte del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), pero la idea es seguir sumando más figuras destacadas de la ciencia nacional pertenecientes a otros campos del conocimiento.

El Proyecto “Notables de la Ciencia”,  impulsado por el CONICET, la FIL y el IBYME, con la colaboración de fundaciones e instituciones, tiene por objetivo visibilizar la relevancia de la vida, obra y legado de Houssay, Leloir  y Sacerdote de Lustig  para la ciencia argentina y su impacto en la ciencia a nivel internacional de manera de inspirar y servir de contexto a las generaciones actuales y futuras.

La historia de la ciencia en clave digital

La plataforma fue diseñada para que adultos y jóvenes puedan disfrutar un recorrido por la trayectoria de los y las notables de la ciencia a través de materiales audiovisuales; grabaciones sonoras; entrevistas a discípulos, investigadores y personas allegadas; fotografías de los protagonistas, de sus cuadernos de laboratorio, correspondencia y pasajes de su vida, premios y otros objetos; ilustraciones; textos; recortes periodísticos, su producción científica, podcasts, y otras herramientas.

En este sentido, la Lic. Ingrid Lucero Parada, de la Dirección de Relaciones Institucionales del CONICET, destacó: “Estamos frente a un proyecto de comunicación pública de la ciencia que está directamente relacionado a la historia de la ciencia en nuestro país. Ello implicó el desafío de crear narrativas creativas e innovadoras sobre estos grandes notables, jugando con los diferentes formatos digitales que hoy están disponibles, porque más allá de llegar a la sociedad queremos que la plataforma sirva de inspiración para los más jóvenes”.

Todos los materiales recopilados se digitalizaron por las instituciones involucradas y se integran al Repositorio Institucional de CONICET Digital de manera de organizarlos, preservarlos y hacerlos públicos a través de un recorrido que invita a diferentes secciones.

En este aspecto, Lorena Carlino, coordinadora del mencionado Repositorio, expresó: “Todos los materiales que se encuentran en el sitio de notables de la ciencia, también se encuentran alojados en el repositorio del CONICET, de esta manera, la visibilidad de cada libro, fotografía, video, audio se amplifica ya que llegan a ser indexados por los buscadores web de una manera más ágil y fluida debido a la forma en la que son cargados y porque además al día de hoy, el repositorio ya cuenta con más de un millón de visitas al mes. Además, cada ítem será “curado” uno por uno para resguardar su calidad descriptiva y así los indexadores web los ubiquen entre los primeros resultados de las búsquedas que se realicen y por otro lado para que sean cosechados por otros sistemas y así estén disponibles más allá de cualquier frontera”.

Houssay y Leloir: un vínculo inquebrantable

El Proyecto Notables de la Ciencia se pensó como un espacio virtual que reúna y garantice a largo plazo el legado y las historias inspiradoras de investigadores e investigadoras claves para la identidad histórica, científica y cultural de nuestro país.

Asimismo, apunta a la recuperación de la figura del mentor/mentora en los y las jóvenes, la cual se expresó de manera evidente y cabal entre Houssay y Leloir, y también entre Sacerdote de Lustig y sus discípulos/as.

En este sentido, la Dra. Mónica Beatriz Pérez, directora de la Biblioteca Cardini de la Fundación Instituto Leloir, expresó: “La sección Leloir nos permite hacer accesible públicamente un rico material documental sobre Luis Federico Leloir, en gran parte inédito y de archivo, que en conjunto se extiende durante más de siete décadas. Esto, además, nos ofrece la oportunidad de revalorizar su figura y proporciona un contexto inspirador especialmente para los jóvenes. En esa línea, la sección Mentoría da testimonio de la enorme importancia que el mentor tiene para sus discípulos, guiándolos en la adquisición de competencias científicas y transmitiéndoles principios éticos”.

Por su parte, Gabriela Diessler, de la Biblioteca “Bernardo Houssay”, hizo hincapié en que “Para resolver los retos que tiene por delante nuestra sociedad resulta estratégico desarrollar su cultura científica. Sacerdote, Houssay y Leloir demostraron que hacer ciencia de calidad en Argentina es posible, su legado sigue vivo en nuestras instituciones, y hoy con este lanzamiento comienza a ser visible para toda la sociedad”.

Fuente: www.conicet.gov.ar