La titular del organismo informó además que se detectaron nuevas variantes del virus en 20 países de las Américas y que se espera que las vacunas adquiridas a través del Mecanismo COVAX comiencen a llegar a la región a finales de febrero

En ese sentido advirtió que los impactos en salud, sociales y económicos de la COVID-19 están afectando de manera desproporcionada a las mujeres e hizo un llamado a prestar mayor atención a las disparidades de género durante la pandemia.

Si bien los hombres eran más propensos a enfermarse al inicio de la pandemia, ahora esas tendencias se están revirtiendo, según indicó Etienne. Actualmente las mujeres tienen la misma probabilidad de desarrollar la enfermedad y son más vulnerables en muchos otros frentes.

Hasta el momento, más de un millón de trabajadores de la salud en las Américas han contraído la COVID-19 y cuatro mil de éstos han perdido la vida, en su mayoría mujeres.

Etienne mencionó que los serios impactos económicos y sociales de la COVID-19 afectan con fuerza a las mujeres. “Durante esta pandemia, muchas mujeres se han visto obligadas a dejar sus trabajos para cuidar de sus familias, afectando tanto sus ingresos como su bienestar, y las medidas en curso para permanecer en casa, junto con otras tensiones económicas, están incrementando los riesgos de violencia doméstica. Para muchas mujeres el hogar no es un espacio seguro».

Fuente: Organización Panamericana de la Salud