El Día Mundial del ACV reúne el apoyo del grupo de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Neurológica Argentina, de la Asociación por una vida libre de ACV, Medtronic, Boehriner Ingelheim, Angels, Nutricia Bagó, Actuá con velocidad, One voice, Delec y se suman a la campaña “Únete al movimiento” de la World Stoke Organization. Bajo el lema, “Por una Argentina libre de ACV”, se realizarán distintas actividades virtuales para acompañar la semana de concientización del ACV, comprendida entre el 25 y el 29 de octubre y donde participarán varias provincias del país.

En Argentina, se producen aproximadamente 60.000 nuevos casos de ACV por año, siendo esta la primera causa de discapacidad y la tercera de muerte. El Accidente Cerebro Vascular tiene una incidencia de 76,5 cada 100.000 habitantes y 2 de cada 100 mayores de 40 años son sobrevivientes a la enfermedad. Si bien algunas patologías de base pueden ser condicionantes para el desarrollo del ACV, como lo es tener una Fibrilación Auricular, la mayor parte de los factores de riesgo se encuentran asociados al estilo de vida. Entre ellos se encuentran: la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, el colesterol, el estrés, el tabaquismo, el sedentarismo y la mala alimentación.

“La Hipertensión Arterial es el de mayor frecuencia entre quienes sufren un ACV. Tener la presión arterial controlada y en los valores adecuados, disminuye en un 30% a 40% las posibilidades de tener esta enfermedad”, señaló la Dra. María Martha Esnaola, Neuróloga Referente del Servicio de  Neurología del Hospital Dr. César Milstein y  del Sanatorio Mater Dei.

Ahora bien, uno de los factores a los que hace referencia la especialista es la diabetes, la cual aumenta trece veces el riesgo de tener un Accidente Cerebro Vascular. “En Argentina, 1 de cada 5 personas que sufre un ACV tienen diabetes. La mayoría de los factores de riesgo que comprometen a ambas patologías se pueden controlar con cambios en el estilo de vida y/o con medicación. Lo mismo sucede con quienes tiene colesterol elevado, ya que al modificar su rutina diaria pueden mejorar estos índices y a la vez, disminuir los riesgos de tener una Accidente Cerebro Vascular”, agregó la Dra. Esnaola.

Lo mismo sucede con el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, el sobrepeso, el sedentarismo, los cuadros depresivos y el estrés. “Una persona que fuma diariamente 20 cigarrillos, tiene 6 veces.

más riesgo de tener un Accidente Cerebro Vascular. Lo mismo sucede con el sobrepeso, en donde aumenta esta posibilidad en un 22% y un 64% en quienes sufren obesidad” comentó la Dra. Esnaola.

Y es que de los 60.000 ACV que se calcula se producen en Argentina por año, 1 millón se asocian al sedentarismo. Si se dedican 30 minutos de ejercicio al menos 5 veces por semana, se disminuye la probabilidad de ocurrencia en un 5%.

Por último, “una dieta saludable ayuda a mantener un peso adecuado, disminuir la presión arterial, la diabetes y el colesterol.  Con un modelo de alimentación estilo “mediterráneo” basado fundamentalmente en el consumo de vegetales, con pocas cantidades de carne y pescado; las personas pueden llegar a un balance en su dieta y evitar las comorbilidades de riesgo del ACV”, señaló la Dra. Esnaola y agregó que “los problemas de salud mental y el estrés aumentan al menos 2 veces el riesgo de sufrir un ACV, especialmente en adultos y adultos mayores; por eso es importante no solo cuidar de manera integral la salud física sino también la mental y la emocional”.