El curso, que ha sido alojado en el Campus Virtual de Salud Pública de la OPS, está compuesto por cuatro módulos abordados en reuniones virtuales que se desarrollarán desde el 19 de octubre. Una vez concluida la capacitación, se evaluará el impacto que ha tenido y se analizará la posibilidad de que los contenidos puedan ser ajustados para ser utilizados a nivel regional por la OPS.

De esta manera, el curso busca actualizar los conocimientos técnicos para incorporarlos en las prácticas cotidianas para la gestión de la donación de sangre, brindar herramientas de planificación estratégica para optimizar la gestión de los servicios de la Medicina Transfusional, fortalecer la interdisciplinariedad y evaluar la viabilidad de un trabajo colaborativo entre los equipos de promoción provinciales y las organizaciones de la sociedad civil.

Para ello, durante la capacitación se analizará el sistema transfusional de Argentina, la importancia de contar con el recurso de sangre humana como política de Estado, los aspectos reglamentarios y jurídicos, los procesos de donación, preparación de productos y trasfusión, la relevancia de la planificación en la gestión, lo significativo del trabajo colaborativo, la calidad en los procesos y las estrategias de promoción, entre otros aspectos.

Se necesitan donaciones de sangre regulares y voluntarias en todo el mundo para garantizar que todas las personas y comunidades tengan acceso a suministros asequibles y oportunos de sangre y productos sanguíneos seguros y de calidad garantizada. La transfusión de sangre y hemoderivados salva millones de vidas cada año.

En el contexto de la pandemia se vuelve especialmente importante fortalecer la donación voluntaria de sangre dado que los requerimientos por parte de los pacientes que necesitan cirugías o sufren accidentes continúan. El acceso a una sangre segura y un producto sanguíneo es una parte integral de la salud universal y un componente clave de los sistemas de salud eficaces.

En este marco, desde marzo, la OPS viene cooperando con la Dirección de Hemoderivados y Sangre Segura del Ministerio de Salud de la Nación para fortalecer la donación voluntaria de manera segura en el contexto de la pandemia.

La sangre y los hemoderivados son esenciales para: i) El manejo adecuado de las mujeres que sufren de sangrado asociado con el embarazo y el parto; ii) niños que sufren de anemia iii) pacientes con trastornos de la sangre y la médula ósea, trastornos hereditarios de la hemoglobina y afecciones de inmunodeficiencia; iv) víctimas de traumas, emergencias, desastres y accidentes; pacientes sometidos a procedimientos médicos y quirúrgicos avanzados.