Los países deben cooperar para luchar contra la pandemia de COVID-19 y adaptar, innovar y reorientar su trabajo en salud pública, afirmó hoy la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, en la sesión de apertura de su 58° Consejo Directivo, que reúne a los ministros de salud de toda las Américas.

“El mundo posterior a la COVID-19 será moldeado por las decisiones que se tomen en la lucha contra el virus. La profunda incertidumbre sobre el virus y su trayectoria, y sobre cómo responderán otros países, solo magnifica la importancia del liderazgo. Como mínimo, los líderes de nuestra región y, de hecho, de todo el mundo deben cooperar para luchar contra el virus y eliminarlo colectivamente”, sostuvo la doctora Etienne.

La pandemia requiere “adaptaciones, innovación y reorientación de la cooperación técnica, ya que tanto los países como la OPS no podemos seguir funcionando como de costumbre”, agregó. “Deben explicar a sus ciudadanos que estar seguros en casa requiere cooperación con el exterior. La enorme pérdida de vidas humanas resultante de esta pandemia debería ser un recordatorio suficientemente poderoso de la imperiosa necesidad de un cambio significativo y equitativo a nivel de la sociedad y de los individuos», consideró Etienne.

En la ceremonia de apertura del Consejo Directivo también participaron la primera ministra de Barbados, Mia Mottley, y el presidente de Colombia, Iván Duque, así como el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno. El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, dio la bienvenida a los participantes, junto con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Comunicar salud