La iniciativa aprobada por unanimidad el 24 de julio del corriente, autoriza la prescripción médica de recetas o estudios a todos los profesionales sanitarios legalmente facultados a prescribir –médicos, odontólogos, entre otros-, en los respectivos ámbitos de asistencia sanitaria y atención farmacéutica pública y privada.

Además, determina que los medicamentos prescriptos en receta en formato electrónico o digital deberán ser dispensados en cualquier farmacia del territorio nacional, servicios de farmacia de establecimientos de salud y establecimientos del sector salud habilitados.

Desde COSSPRA coincidieron con lo expresado por el diputado tucumano Pablo Yedlin, en que la ley  “permitiría avanzar y mejorar aspectos tales como las tecnologías de la información y comunicación en las prestaciones de salud mediante registros digitales/electrónicos; simplificar los procedimientos para ordenamiento, control y gestión en la prescripción, dispensación, facturación; el uso seguro y más racional de los medicamentos; facilitar la trazabilidad de psicotrópicos y de todos los medicamentos; y mejorar la accesibilidad al sistema de salud, entre otros aspectos”.

En tanto que en lo relativo a las plataformas de teleasistencia, el Consejo puso el acento en que “amplía el acceso a la salud, sobre todo en ciertos sectores como son los pacientes crónicos”. En cuanto al sentido amplio de la ley, las autoridades del COSSPRA destacaron “la responsabilidad que nos otorga como obras sociales provinciales de garantizar la custodia de las bases de datos de asistencia profesional virtual (historias clínicas digitales), prescripción, dispensación y archivo”.

Comunicar salud