En el nuevo centro se realiza un proceso integral que incluye donación de sangre, producción de hemocomponentes (sangre, plasma, plaquetas, glóbulos rojos y crioprecipitados) y provisión de esos productos para transfusión en las mejores condiciones de calidad.  Podrá abastecer un área habitada por más de 10 millones de personas y producirá hemocomponentes para 67 hospitales públicos provinciales y municipales. También se extraerá plasma para tratar pacientes que actualmente están infectados con Covid 19.

Durante la inauguración el Gobernador señaló que “es un privilegio abrir este centro, es una institución que necesitaba la Provincia y que va a atender a toda la región”, explicó Kicillof y aseguró que “hoy más que nunca es importante, porque no solo sirve para la donación de sangre en general sino que tiene equipamiento específico para la donación de plasma”. 

A su vez, Gollan destacó que “estamos poniendo en marcha una instalación nueva que va a dar respuesta a las necesidades de la población de un insumo estratégico como lo es la sangre, ya sea para transfusiones  o para distintos estudios que luego se transforman en beneficios concretos para la población.  Uno de nuestros objetivos es duplicar la cantidad de plasma que tenemos hoy en día,  porque  de este se pueden obtener medicamentos muy caros  que sirven para múltiples usos”.  Para el Ministro,  esta inauguración también es una muestra más del buen trabajo en conjunto entre Nación, provincia y municipios, para dar respuesta a las necesidades actuales.  

Asimismo, Kreplak destacó que este centro “va a garantizar la calidad de la sangre  que se obtenga en nuestro sistema de salud y  servirá para abastecer  todo el conurbano y gran parte de la provincia mejorando la seguridad que requiere un producto biológico de importancia mayor. Esto genera equidad, el derecho a la salud  queremos que sea para todos y para todas”. Además puntualizó que el momento es especial para un espacio de estas características, ya que el centro  se ocupará de trabajar con plasma de pacientes recuperados  como estrategia de protección a enfermos graves de Covid 19.

Por su parte, Etchenique detalló que “este es un hecho histórico, hace 60 años que no se abre un centro de estas características en la provincia de Buenos Aires” y aseguró que la donación de plasma “es fundamental en esta etapa frente a la pandemia, porque los ensayos clínicos están funcionando bien en los pacientes con coronavirus que se han tratado”. 

El nuevo edificio cuenta con una superficie de casi 2.000 metros cuadrados que están distribuidos en tres sectores: el primero asociado al público y su relación con la donación; el segundo concentra las actividades de procesamiento, análisis de los componentes y sus posterior entrega; y el tercero aúna las funciones sociales y de gestión y administración. Completa el conjunto un volumen para sala de máquinas y mantenimiento.