Se conformó en nuestro país la “Unidad Coronavirus Covid-19″. El objetivo es coordinar las capacidades del sistema científico y tecnológico para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre el coronavirus SARS-CoV-2 aislado en China a fines del año, causante de COVID-19 y declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

La formación de esa unidad es una iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), y está integrada por esa cartera, el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i).

“El objetivo primordial es poner a disposición de la Presidencia de la Nación y de las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación todas las capacidades de desarrollo de proyectos tecnológicos, recursos humanos, infraestructura y equipamiento que puedan ser requeridas para realizar tareas de diagnóstico e investigación sobre COVID-19”, indicó el ministro de Ciencia, Roberto Salvarezza.

Con una inversión inicial de 25 millones de pesos, la Unidad impulsará el desarrollo de diferentes kits de diagnóstico rápido para la detección de SARS-CoV-2 en base a diferentes plataformas tecnológicas. Se financiará el desarrollo de proyectos realizados por investigadores del sistema de ciencia y tecnología y por empresas de base tecnológica nacionales que ya cuenten con un grado de avance significativo en la detección rápida del virus.

“Nos enfrentamos a un desafío que expone a la sociedad en su conjunto, si somos capaces de articular en armonía una respuesta colectiva a este flagelo”, aseguró a la Agencia CyTA-Leloir la doctora en química biológica Ana Franchi, presidenta del CONICET.

“De nuestro lado, les aseguro el compromiso de las científicas y los científicos de todo el país. Estamos trabajando y seguiremos trabajando desde la ciencia y la tecnología para combatir esta pandemia y lo vamos a lograr”, añadió.

Por otra parte, la Unidad pondrá a disposición de las autoridades del Ministerio de Salud las capacidades de al menos 12 centros de investigación del sistema científico y tecnológico (incluyendo al CONICET, universidades y organismos descentralizados) en cuanto a equipamiento, recursos humanos e insumos disponibles, que pueden implementar rápidamente el diagnostico de infección por SARS-CoV-2 (COVID-19).

También, se potenciarán líneas de investigación vigentes que puedan aportar conocimiento para describir potenciales escenarios epidemiológicos y análisis de datos sobre la problemática para uso del Ministerio de Salud, a fin de que pueda tomar decisiones racionales basadas en la evidencia.

“Estamos frente a un gran desafío, pero es notable la gran voluntad de los científicos para trabajar en forma colectiva”, afirmó Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e integrante de la nueva Unidad, quien ha coordinado el trabajo de distintos grupos de investigación abocados al desarrollo de los test de diagnóstico y a la secuenciación completa del virus que circula en nuestro país.

El grupo de Gamarnik y dos laboratorios más de la FIL liderados por Marcelo Yanovsky y Julio Caramelo trabajarán en conjunto para aportar al desarrollo de un test rápido de detección del Coronavirus SARS-CoV-2. A este equipo se suman Diego Álvarez, de la Universidad Nacional de San Martín; Jorge Geffner, del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS); y Oscar Taboga, del INTA Castelar.

“Nuestra tarea consiste en diseñar un test de diagnóstico serológico. Este es un método que permitirá detectar anticuerpos contra coronavirus específicos en las personas y eso es un indicativo de que la persona está o estuvo infectada, lo cual podría brindar información muy útil para tener un control de la evolución de la pandemia y tomar medidas acordes para su contención”, subrayó Gamarnik, también directora del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires del CONICET en la FIL.

“El objetivo y desafío es poder tenerlo en cuanto antes”, agregó.

Asimismo, la viróloga molecular destacó que “es fundamental en esta pandemia mantener el distanciamiento social, pero esto debe ir junto a la identificación de las personas infectadas. El testeo en mayor escala nos permitirá saber con más exactitud la dimensión del problema. Esto contribuirá a dar atención médica adecuada para quien lo necesita, realizar aislamientos más efectivos y contener la transmisión del virus en la población”.

FUENTE: Agencia CyTA-Fundación Leloir