Previo a la jura, en diálogo con los medios, el flamante titular de la cartera sanitaria provincial dijo que las prioridades de los primeros tres meses de gestión serán “la nutrición, los medicamentos, el dengue y el sarampión”.

Se refirió también a la necesidad de “trabajar con todos los trabajadores de la salud y la comunidad porque tenemos que controlar la circulación del virus de sarampión en la Provincia de Buenos Aires, que hoy registra 61 casos confirmados, algo que hacía 20 años que no pasaba”.

Advirtió, en ese sentido, que “tenemos muchos sectores de la Provincia con muy baja cobertura de la denominada dosis ‘cero’, destinada a los niños de 6 a 11 meses”, y precisó que en algunos distritos “no llegamos al 40 por ciento de cobertura y está circulando el virus también en adultos mayores; es un trabajo muy duro, muy arduo, pero lo vamos a dar”.

Por otra parte, el ministro Gollán se refirió al Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) y denunció que “hoy tiene una deuda de 7.400 millones de pesos que no es deuda del IOMA, hay que dejarlo bien claro: los aportes de los trabajadores estatales de la Provincia de Buenos Aires se hicieron y fueron tomados por el Tesoro de la Provincia para fines que no sabemos cuáles son y que vamos a tener que investigar”.

Comunicar salud