El secretario de Gobierno de Salud de Nación, Adolfo Rubinstein, destacó hoy los avances “en el reconocimiento, la detección y la atención de los problemas de salud mental en la articulación entre la atención primaria y la atención hospitalaria para el tratamiento de pacientes con estos problemas” y agregó que “trabajamos con un objetivo central que es la desmanicomialización y para terminar de un vez con una práctica que hoy se está abandonando en todo el mundo”.
Frente a los referentes de Salud Mental de todas las provincias del país –reunidos en el marco del Consejo Federal de Salud Mental y Adicciones (COFESAMA)– el funcionario dijo que “estamos trabajando junto al Sedronar en la estrategia central de la secretaría que tiene que ver con la ampliación de la cobertura universal, y la incorporación de equipos de abordaje psico social para la capacitación de los equipos de salud familiar y comunitaria en la detección y diagnóstico de problemas prevalentes de salud mental”.
En ese marco, explicó Rubinstein que “muy claramente estas problemática se presentan en el ámbito de la atención primaria y van desde trastornos afectivos a otros más habituales que se deben atender en ese nivel” y agregó que “para eso promovemos dispositivos intermedios para la atención de pacientes y así poder sacarlos de los hospitales psiquiátricos y facilitar que los hospitales generales puedan empezar a atender pacientes con problemáticas psico sociales”.
Del encuentro, que se extenderá hasta mañana, participó además el titular de la secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (SEDRONAR), Roberto Moro, quien valoró el esfuerzo conjunto el organismo y la secretaría llevan adelante para prevenir y dar tratamiento a la problemática de las adicciones, de acuerdo a lo establecido por la Ley de Salud Mental.
“La articulación del trabajo con la secretaría es un orgullo para nosotros, porque ha ido avanzando muy bien y estamos muy próximos a terminar el documento y eso muy importante”, destacó.
Del COFESAMA también participaron el secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos, Mario Kaler, el subsecretario de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, Daniel Espinosa y el director nacional de Salud Mental, Luciano Grasso.
Justamente, Grasso, fue el encargado de poner en valor la trascendencia del encuentro: “El hecho de que hoy la máxima autoridad de Salud esté reunida con los referentes de Salud Mental de todo el país, luego de que el tema fuera tratado por los ministros en el marco del COFESA el año pasado, demuestra que hemos puesto a la salud mental en la agenda de la salud pública”.
Además, estuvieron presentes por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Argentina, Sebastián Laspiur y la secretaria ejecutiva del órgano de Revisión de Salud Mental, María Graciela Iglesias, quien participa hoy y mañana de la jornada.
Está previsto que durante los días que durará el encuentro se trabaje en las pautas para la organización y funcionamiento de dispositivos de salud mental; en recomendaciones para la transformación de los hospitales monovalentes hasta su sustitución definitiva y en la formación de los equipos de abordaje psicosocial.