El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, informa que en el mes de febrero continúan las colectas externas programadas desde el Centro Regional de Hemoterapia.

Las colectas externas tienen por objetivo educar y concientizar sobre la donación voluntaria y habitual. El fin es destinar un espacio durante un día y un horario pactado, para facilitar y brindar comodidad a la persona que quiera ser donante.

Durante el mes de febrero se van a desarrollar colectas los días lunes 18 y 25 en el Hospital Castro Rendón de 10.30h. a 13h. en el Laboratorio de Planta baja, ubicado en Buenos Aires 450 de la ciudad de Neuquén.

El viernes 15 de febrero la cita es en la Sede de Prefectura del Paseo de la Costa de la ciudad de Neuquén de 9h. a 13h. y se realiza en conjunto con la Fundación SENO.

El miércoles 27 de febrero todos aquellos interesados pueden acercarse a las oficinas de Telecom/Cable Visión ubicadas en Cabellera del Frío y Ramos de Espejo, barrio Mercantiles de la ciudad de Neuquén, de 14.30h. a 16h.

Asimismo, de lunes a sábados de 8h. a 12h. todas las personas que quieran donar sangre y convertirse en un donante voluntario, pueden acercarse al Centro Regional de Hemoterapia, ubicado en Planas 1915 de la ciudad de Neuquén.

Para donar sangre deben presentarse con su DNI, tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kg, gozar de buena salud, e ir desayunado, sin haber consumido lácteos ni grasas.

Ser donante voluntario y habitual implica que la persona en forma programada, al menos 3 veces en el año, se acerque a donar sangre para cualquier paciente que lo requiera, sin la necesidad de tener un conocido o familiar. De esta manera se garantiza la disponibilidad de sangre durante todo el año.

El Sistema Público de Salud hace varios años trabaja en la promoción de donación voluntaria y frecuente, potenciando la solidaridad y el compromiso con la comunidad. A su vez, se favorece la disponibilidad permanente de componentes de la sangre –imposibles de generar de otra manera– necesarios para diversos tratamientos de salud; y permite conocer el estado de salud de los donantes –al analizar la sangre de éstos con periodicidad–, lo que beneficia a la persona que dona, y también mejora la calidad de los procesos en el Centro Regional de Hemoterapia.

Fuente: Ministerio de Salud de la provincia de Neuquén