La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) realizó un comunicado vinculado a sucesos de abuso sexual sobre niñas, niños y adolescentes. En este marco, la SAP, desde el Comité de Familia y Salud Mental, reiteró “su enorme preocupación en relación a las distintas manifestaciones de violencia y vulneración de los derechos que sufren los mismos -niñas, niños y adolescentes-, quedando desamparados e indefensos frente a la agresión”.

En este sentido, manifiestan la necesidad de reflexionar sobre esta temática, teniendo en cuenta que “los abusos a niñas, niños y adolescentes se producen, en la inmensa mayoría de los casos, en el seno familiar o en un entorno de confianza, y por adultos que, se supone, los quiere y debe protegerlos”; situación que dificulta que “la víctima cuente su padecimiento” y “ produciéndose un segundo daño tan grave como el primero”.

La SAP afirma que es fundamental la articulación con “los circuitos de protección, para garantizar el resguardo necesario.” Por ello, la Sociedad cree que “la real implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en los diferentes establecimientos educativos, es imprescindible. No sólo para aportar conocimientos, sino como motor de prevención”.

El comunicado concluye con la puesta en común del compromiso de la organización con “un abordaje integral de la salud de niñas, niños y adolescentes, aprovechando el marco de la atención para desnaturalizar ciertas prácticas socioculturales inadecuadas, así como trabajar en la detección y acompañamiento de cualquier situación de violencia sobre ellos, garantizando su credibilidad, accesibilidad y abordaje interdisciplinario”.

Comunicar salud