Se trata de 25 drogas oncológicas que cubrirán las necesidades de los pacientes por 1 año y cuya compra conjunta significa un ahorro de 768 millones de pesos, es decir, un 50 por ciento menos del presupuesto original.

De la licitación pública, que se realizó en la sede de la Secretaría de Gobierno de Salud, participaron 17 oferentes entre laboratorios nacionales e internacionales, garantizando la ampliación del acceso a los tratamientos, la reducción de los costos, la competitividad y la mayor transparencia y eficiencia del proceso de compra, así como también asegurando el uso óptimo de los recursos públicos.

“Es un paso gigante porque profundizamos el proceso de compra consolidada con importantes actores del sector de la salud. Participaron 17 oferentes por un volumen de compra inicial de 1500 millones de pesos consiguiendo una reducción preliminar del 50 por ciento promedio en los precios respecto de cómo venía comprando el sistema salud”, precisó el Secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, y agregó que “en algunas drogas esa reducción significara un ahorro superior al 80 por ciento”.

“Salimos con una estrategia ambiciosa estableciendo precios máximos para los medicamentos y el resultado de ayer es contundente para todo el sistema. Estamos muy contentos porque esto va a mejorar el acceso a medicamentos oncológicos para la población que hoy tiene cáncer y que está cubierta por la Secretaría de Gobierno de Salud, PAMI y otras obras sociales que participan de la compra”, agregó Rubinstein.

Este tipo de iniciativas favorecen la reducción significativa de los precios de los medicamentos, y mejoran el acceso a los tratamientos de los pacientes con cánceres más prevalentes. A la vez, generan economías de escala y la obtención de condiciones de contratación más competitivas, propiciando la adquisición de medicamentos con altos estándares de calidad e impacto sanitario y económico.

Además, con esta licitación se presentaron los primeros acuerdos de cooperación productiva establecidos en la Ley de Compre Nacional que rige para las ofertas de bienes importados que superen los 240 millones de pesos.

Cabe destacar que la acción se encuadra en la Política Nacional de Medicamentos que tiene como objetivos garantizar el acceso equitativo y efectivo a los medicamentos asegurando la protección del derecho a la salud; actuar coordinadamente con las políticas provinciales de medicamentos para las líneas de cuidados priorizados y promover el uso racional y costo efectivo de medicamentos. Así mismo busca garantizar la transparencia en los procesos destinados a la priorización, distribución y dispensación de medicamentos e insumos.

Próximos pasos
La Secretaría de Gobierno de Salud informó que para avanzar en este camino, se estructurará un cronograma anual de compras consolidadas y se promoverá la extensión de esta política a otros actores, acercando la posibilidad de participación a provincias y otras obras sociales nacionales y provinciales.
También se procurará ampliar esta modalidad de compra a la adquisición de tratamientos para pacientes con HIV, Hepatitis C y otros medicamentos de alto costo.

Fuente: Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación