En el marco de la Cumbre de Salud del G20 que se realizó los días 3 y 4 de octubre en la ciudad de Mar del Plata, Kurt Frieder, Fundación Huésped, en su rol de coordinador del grupo de trabajo de Salud Global del C20 (Sociedad Civil 20) presentó las conclusiones del mismo.

Este año el C20 se integró con 600 organizaciones de 45 países y presentó a la asamblea de ministros y secretarios de salud de los países del G20 y organismos multilaterales un documento consensuado. En el mismo, la sociedad civil entiende que el G20 desempeña un papel fundamental en impulsar los compromisos para mejorar la salud de las personas y tiene un papel crucial en el fortalecimiento de los sistemas de salud y su capacidad de respuesta para abordar de modo eficiente las crisis de salud existentes y también las imprevistas.

La comunidad demanda que se fortalezcan los sistemas de salud pública a través del financiamiento sostenible ya que las personas más vulneradas en sus derechos sociales y económicos son las que tienen mayores dificultades de acceso al sistema de salud y corren el mayor riesgo de quedar marginadas y atrás.

Cuando se pretende llegar a cumplir en el año 2030 con el Objetivo de Desarrollo Sustentable que garantice la Cobertura Universal de Salud, es imprescindible abordar la resistencia antimicrobiana y las enfermedades infecciosas y en particular el VIH, la Tuberculosis, la Malaria y las Hepatitis a través de servicios integrados y centrados en las personas.

El C20 también hizo mención sobre el impacto en la salud de las Enfermedades No Transmisibles y en especial de la creciente obesidad infantil y mala nutrición que afectan por igual a todos países de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Advirtió sobre la necesidad de privilegiar la salud pública por encima del conflicto de intereses con las empresas multinacionales de alimentos, tabaco, bebidas alcohólicas y bebidas endulzadas restringiendo las campañas de marketing y las informaciones engañosas dirigidas a los niños.

A modo de conclusión Frieder demandó del G20 que fortalezca las capacidades sanitarias mundiales con el financiamiento necesario y garantice el acceso a servicios esenciales de salud de calidad y accesibles para todos empoderando a las poblaciones marginadas con objetivos sociales amplios como equidad, justicia social, solidaridad y cohesión social.

Fuente: Fundación Huésped