Pese a esa evidencia, en el último tiempo disminuyó significativamente el uso del preservativo. Datos relevados por AHF Argentina indican que sólo el 14,5% de las personas utilizan siempre el preservativo, mientras que el 65% lo usa en algunas oportunidades y el 20,5% reconoció no usarlo nunca. Uno de los datos más significativos del relevamiento es que el 96% de los nuevos casos diagnosticados de VIH fueron por transmisión sexual, es decir, relaciones sexuales sin preservativo.

La cifra se condice con los datos del último Boletín sobre VIH- Sida del Ministerio de Salud de la Nación, según el cual se notifican 6.500 nuevos casos por año en todo el país y la principal vía de transmisión del VIH sigue siendo la sexual. En el período 2013- 2015 más del 90% de los varones y mujeres adquirieron el VIH de esa forma.

Por ello, aún sigue siendo fundamental que desde el gobierno, la comunidad médica y la sociedad civil se refuercen las campañas de concientización, educación y difusión sobre la prevención de ITS y embarazos no deseados con el uso del preservativo, y la detección precoz mediante los testeos para minimizar los riesgos de transmisión. Al respecto, compartimos información sobre el uso correcto del preservativo masculino:

  • Revisar la fecha de vencimiento del preservativo
  • Usarlo desde el comienzo de la relación sexual
  • Abrir el sobre con cuidado para que no se rompa el preservativo. No utilizar elementos cortantes ni abrirlo con los dientes
  • Apretar la punta del preservativo para sacar el aire antes de apoyarlo en el pene erecto porque, si queda inflada, se puede romper durante la relación.
  • Desenrollarlo hasta la base del pene, cuidando que no quede inflada la punta.
  • No usar vaselina, aceite o crema de manos porque éstos pueden dañar el preservativo. Usar lubricantes “al agua” que se venden en las farmacias y están disponibles en los hospitales y centros de salud del país y son recomendables sobre todo para sexo anal.
  • Luego de la eyaculación, retirar el preservativo con el pene todavía erecto. Tener cuidado de que no se derrame el semen.
  • El preservativo debe ser usado una sola vez. Tirarlo a la basura, no al inodoro.