El festejo, que concentró a miembros de la academia y del sector de la salud,  se llevó a cabo en el Centro Cultural de la Ciencia, dependiente del CONICET. El discurso de apertura estuvo a cargo de Rubinstein, quien señaló que desde su alejamiento del Instituto lo ve desde otra perspectiva.

“Desde afuera se ve en lo que se convirtió el IECS en el mundo de comunicar las políticas públicas. Recordar cómo pergeñamos esta idea, que fue creciendo, y sentando ciertas bases para la comunión entre la investigación para informar las políticas públicas con las investigaciones clínicas y sanitarias, para observar cómo pudimos empezar a trabajar en ambos mundos. Uno se da cuenta que lo que se ha logrado es muy importante”, destacó.

El funcionario relató, como una “paradoja”, una experiencia sobre una papper publicado hace tres semanas sobre los resultados de un estudio que el IECS realizó en un proyecto conjunto con la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, que consistió en desarrollar una intervención multicomponente para mejorar el control de la hipertensión arterial en poblaciones vulnerables en el ámbito de la atención primaria, con centros de atención de la red pública.

“En ese estudio, que se llevó a cabo entre 2012 y el año pasado, fui el co investigador principal y cuando presentamos los resultados pensé en cómo íbamos a persuadir a los que tomaban las decisiones para que se escalaran esas intervenciones que habían resultado ser muy positivas y demostrado mucha efectividad”, explicó. Y continuó: “su publicación el mes pasado me encuentra del otro lado del mostrador, ahora resulta que soy decisor y el futuro Ministro de Salud de Argentina”.

“Obviamente -sentenció-  ya no tengo excusa para no escalar intervenciones que han demostrado efectividad y costo efectividad en el mejoramiento del control de la hipertensión”. Recordemos que en el país es la condición que mayor mortalidad y discapacidad produce.

“Aspiro a desarrollar una política pública en salud basada en las mejores evidencias en salud pública informadas por la investigación. Es una enorme oportunidad que tenemos ahora y espero estar a la altura de la circunstancias. Entiendo que todo el camino recorrido en el IECS, y lo que es hoy, ha sido de enorme trascendencia y significado para que yo pueda comenzar a visualizar la perspectiva de desarrollar una política pública en salud basada en las mejores evidencias e informadas por las mejores instituciones de investigación, tanto de Argentina como de la Región, donde creo que claramente se ubica el Instituto de Efectividad Clínica y Evaluación Sanitaria”, afirmó al cierre de su discurso.

El siguiente orador del encuentro fue Andrés Pichón Riviere, director Ejecutivo del IECS, quién detalló la historia de la organización, para luego dar paso a una conferencia sobre “El futuro de la salud global y las políticas en salud pública”, a cargo de Pierre Buekens, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tulane.

La celebración culminó con un mesa debate sobre “El rol de la investigación en salud pública en la definición de políticas sanitarias”, de la que participaron Mario Alberto Sánchez, representante del Banco Interamericano de Desarrollo; Josefa Rodríguez, directora médica del Hospital Garrahan; Sergio Cassinotti, director ejecutivo del PAMI; y Lucas Jorge Luchilo, subsecretario de evaluación institucional del Mincyt.

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.