En la apertura de la Conferencia Mundial sobre las ENT de Montevideo, realizada el pasado 18 de octubre y organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a la Presidencia del Uruguay, los gobiernos han aprobado la Hoja de Ruta de Montevideo 2018-2030 sobre la lucha contra las ENT como prioridad de desarrollo sostenible.

El compromiso se enmarca dentro del acuerdo alcanzado por los líderes mundiales para reducir en un tercio las muertes «prematuras» por ENT de aquí a 2030 en el contexto de la Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible. Actualmente las ENT matan a 40 millones de personas al año, lo que hace de ellas la principal causa de muerte. De esas, 15 millones son prematuras (en personas de 30 a 70 años), y 7 millones se producen en países de ingresos bajos y medios-bajos.

«Es estremecedor ver cómo enfermedades como el cáncer y la diabetes afectan cada vez más a las personas con menos posibilidades de asumir los costos de la atención sanitaria», ha dicho el Director General de la OMS, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Los gobiernos deben comprometerse en primer lugar a prevenir estas enfermedades, y después a velar por que la población pueda acceder a servicios terapéuticos», ha añadido. «No hacerlo supondrá enormes costos para las personas y las comunidades y estará en total contradicción con el compromiso mundial con el desarrollo sostenible».

En la Hoja de Ruta de Montevideo se destaca la necesidad de una actuación coordinada y coherente de todos los sectores y de la totalidad de la sociedad, dado que muchos de los principales determinantes de la falta de salud están fuera del control de los ministerios de salud y de los sistemas y los profesionales sanitarios. Los agentes no estatales, entre ellos la sociedad civil y la industria, pueden desempeñar un importante papel.

En ella también se señala que la mayoría de las muertes por ENT se podrían haber evitado mediante la adopción de medidas contra el tabaco, la contaminación del aire, las dietas malsanas, la inactividad física y el consumo nocivo de alcohol, así como mediante la mejora de la detección y el tratamiento de las enfermedades.

En la Hoja de Ruta de Montevideo se señalan varios problemas, entre ellos:

  • los progresos desiguales e insuficientes para reducir las muertes prematuras por ENT;
  • la influencia de sector privado en los gobiernos para que prioricen el comercio por encima de los objetivos de salud pública;
  • la falta de liderazgo político de alto nivel para garantizar que la promoción de la salud y la prevención y el control de las ENT se integren en todas las esferas de las políticas públicas.

El doctor Tedros, quien anunció la puesta en marcha de una nueva comisión de alto nivel de la OMS sobre las ENT, ha añadido: «Esta conferencia es una oportunidad crítica para acelerar los esfuerzos por ganar la batalla a las enfermedades no transmisibles. Tenemos que prepararnos para entablar conversaciones arduas y adoptar medidas valientes».

La Hoja de Ruta de Montevideo guiará los preparativos mundiales de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre las ENT del próximo año. En la reunión se evaluarán los progresos de los países en el cumplimiento de la meta de reducir las muertes prematuras por ENT en un 25% para 2025 y en un tercio para 2030.