En el marco del encuentro de biotecnología más importante a nivel mundial que se realiza en este momento en San Diego, California, Sinergium Biotech y autoridades del Ministerio de Salud de la Nación anunciaron inversiones en estudios clínicos, investigación e infraestructura sobre su portfolio de vacunas por más de 120 millones de dólares.

También en el marco de dicho evento, que comenzó el 19 y se extenderá hasta el 22 de junio, la empresa mAbxience anunció que realizará importantes inversiones en la Argentina para estudios clínicos de dos anticuerpos monoclonales. Se trata del adalimumab, indicado para tratamiento de artritis reumatoidea y diversos tipos de psoriasis, y palivizumab, prescripto para el tratamiento preventivo del virus sincicial respiratorio, este último por un convenio firmado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro de Excelencia en Bioterapias Accesibles de la Universidad de Utrecht (UCAB).

Próximos a comenzar los estudios fase I de la vacuna contra zika, a realizarse en Estados Unidos en el año en curso, Sinergium Biotech informó sobre su decisión de continuar con los estudios clínicos ampliados fase II y III con pacientes y centros de control en Argentina. Así mismo, como parte de la generación de evidencia e información sobre esta nueva enfermedad, firmó un convenio de colaboración con la universidad ISALUD, que tiene como objeto de diseñar e implementar un plan de investigación integral, que incluya tanto investigación clínica como estudios epidemiológicos actualmente no disponibles.

Según declaraciones de la firma, estas inversiones en estudios clínicos suman un total estimado de 80 millones de dólares, con investigadores, médicos, centros de salud,  y empresas de servicios contratados en Argentina, y proveerán de información relevante para el uso futuro de estas vacunas en todos los países donde se comercialicen.

Esta vacuna utiliza la tecnología propietaria de la empresa Protein Sciences Corp. de Estados Unidos, con quien Sinergium Biotech tiene acuerdos de colaboración para el largo plazo. Para su producción se utilizarán células de insecto infectadas con un baculovirus (virus que solamente infecta a las células de insecto, no patógeno para humanos) que contiene la información genética de la proteína del virus de interés. Esta  modalidad de desarrollo proporciona un método de producción rápido y seguro (ya que no utiliza virus patógeno para su producción). Es además una tecnología con una larga y comprobada trayectoria en la producción de proteínas complejas y es usada actualmente en la elaboración de otras vacunas tanto veterinarias como humanas aprobadas en varios países del mundo.

Para poder respaldar la producción de estas vacunas para la Argentina y el mundo, Sinergium Biotech ya ha anunciado el comienzo de la construcción de una nueva planta con esta tecnología con una inversión de 50 millones de dólares y la incorporación de más de 100 personas altamente calificadas en los próximos dos años.