(29-04-2013) En un comunicado, la cartera sanitaria nacional informó que, luego de participar en las “4° Jornadas Internacionales de Gestión – Sistemas de Información», que concluyeron el último sábado tras dos días de deliberaciones, el especialista español Javier Carnicero Giménez de Azcárate aseguró que “El Hospital ‘El Cruce – Néstor Kirchner’ no tiene nada que envidiarle a cualquier centro de primer nivel público o privado del mundo”.

“Aquí he visto dos cosas que me llamaron mucho la atención. Una es el modelo estratégico del hospital, dedicado a la alta complejidad y en red con otras instituciones, mientras que la otra tiene que ver con un plan estratégico que contempla como parte importante el desarrollo del sistema de información y la utilización de tecnología vinculada a la gestión clínica”, indicó  el médico, que actualmente es jefe del Servicio de Estudios y Proyectos del Servicio Navarro de Salud.

Para Giménez de Azcárate, “el trabajo en red de ‘El Cruce’ con otros hospitales es muy interesante, un modelo de éxito que fue montado en pocos años y está centrado en atender muy bien a pacientes complejos. Además, la institución cuenta con un buen sistema de información, que contribuye a cumplir correctamente su función”.

El experto puso como ejemplo la implementación de la Historia Clínica Electrónica y a los sistemas de Laboratorio y de Diagnóstico por Imágenes, que permiten que los profesionales médicos del hospital tengan disponibles en sus consultorios toda la información de los resultados de laboratorio y de diagnóstico por imágenes en el momento en que fueron realizadas.

“Cuando en un hospital o servicio médico se pone en contacto un ciudadano con un problema de salud y un profesional que lo atiende, esa relación genera mucha información, desde la entrevista personal y la exploración clínica hasta los antecedentes o los resultados de análisis que ordene hacer el médico. La mejor herramienta que hay para procesar información es la informática. Además de una agilidad tremenda, da mucha seguridad, ya que la información está toda junta y eso beneficia al paciente”, especificó el miembro de la Asociación Española de Informática Médica. Además, destacó “el tratamiento de la imagen médica, ya que cuando las radiografías se hacían placas se amontonaban y cuando se digitalizan, hay ayudas para procesarlas, optimizarlas y trabajar en red”.

Además de valorar “la gestión conjunta” del Estado Nacional y la provincia de Buenos Aires en “El Cruce”, Giménez de Azcárate –quien también es asesor estratégico del Consejo de Salud de la Región de Navarra–, dijo: “La organización del trabajo en red es innovadora, no la había visto en otros países del mundo”.

La institución, que abrió sus puertas al público en 2008, ha llegado al máximo desarrollo de su capacidad asistencial con la realización de trasplantes y su consolidación como uno de los mayores centros neuroquirúrgicos de la Argentina. 

Ubicado en una región con alta concentración demográfica y que tiene cerca de 2 millones de habitantes, se trata del primer centro de salud público de alta complejidad del país pensado y organizado para funcionar en red, que está compuesta por otros siete hospitales del sur del Gran Buenos Aires (ubicados en Almirante Brown, Berazategui, Florencio Varela, Quilmes, San Francisco Solano, Adrogué y Burzaco).

El director de “El Cruce”, Arnaldo Medina, explicó a su vez que “el hospital ha incorporado potentes sistemas de información desde el inicio de su actividad, como parte de la inversión de construcción y puesta en marcha. Hemos incorporado estas herramientas como uno de los ejes principales de nuestro plan estratégico y así incursionamos en la vanguardia de implementación de la Historia Clínica Electrónica, imágenes digitales y dispensación automática de medicamentos, entre otras cosas. Sin dudas la implementación de estas tecnologías es en parte responsable del prestigio y el alto grado de adhesión con que cuenta este hospital entre la población usuaria, la población en general y los ámbitos académicos y profesionales”.

En cuanto a las “Jornadas Internacionales de Gestión”, afirmó que “tuvieron como objetivo  difundir, concientizar y discutir sobre la necesidad de contar con mejores sistemas de información de salud, que están vinculados a la utilización de tecnologías de la información y la comunicación. Estas tecnologías ya tienen un amplio desarrollo a nivel mundial y han producido una revolución organizativa en los sistemas de salud. Se han generado cambios respecto a mejor seguimiento de pacientes, aumento de actividades ambulatorias que reducen las internaciones, mejor información para toma de decisiones, mayor confort y seguridad de los pacientes, además de más eficiencia”.

“El Cruce” es una institución autárquica –se financia en forma conjunta con los aportes del Estado Nacional y la provincia de Buenos Aires– y sus pacientes llegan derivados de otros hospitales de la zona, por lo que cuenta con un servicio de gestión que coordina los turnos de las diferentes especialidades. La institución surgió como respuesta a la necesidad de los habitantes de Florencio Varela, Berazategui, Almirante Brown y Quilmes de acceder a una atención de mayor complejidad, que incluyera –entre otras cosas– distintos estudios para diagnóstico e intervenciones quirúrgicas especializadas.

Cuenta con 20.500 metros cuadrados cubiertos y su construcción demandó una inversión de más de 100 millones de pesos provenientes del Estado Nacional. De sus 140 camas, el 50% son de internación especializada en terapia intensiva, unidad coronaria, recuperación cardiovascular, entre otras, además de estar equipado con tecnología de última generación.

En 2012 la institución concretó los primeros trasplantes multiorgánicos, paradigma de la máxima complejidad en el desarrollo asistencial. A las prestaciones que ya se venían realizando, como los trasplantes de médula ósea (alógeno y autólogo), se sumaron un total de cinco pacientes trasplantados de corazón, cuatro de córnea y siete de hígado.

En cuanto a la incorporación de nueva tecnología, el año pasado el Gobierno Nacional, a través de la cartera sanitaria, realizó una inversión de más de 15 millones de pesos al adquirir para “El Cruce” un tomógrafo axial computarizado de 128 filas de detectores y un resonador magnético nuclear de una potencia de campo magnético de 3 Teslas, equipos únicos por sus características y desempeño en el sector público, que permiten brindar prestaciones de diagnóstico y tratamiento por imágenes que sólo podían ser obtenidas en escasos y exclusi
vos establecimientos privados.

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.