A dos años de la inauguración del Instituto Nacional de Medicina Tropical (INMeT), dependiente del Ministerio de Salud de la Nación y ubicado en Puerto Iguazú, Misiones, el organismo actualmente refuerza sus desafíos trabajando en cinco líneas de investigación de interés sanitario y está próximo a poner en funcionamiento equipamiento de última generación para su laboratorio.

Al respecto, Juan Manzur, ministro de Salud de la Nación, dijo: “vemos con gran satisfacción como el flamante instituto ya genera estudios e investigaciones científicas de campo y en sus laboratorios, los que en los próximos días contarán con equipamiento de última generación para intensificar sus labores”. 

El funcionario destacó también la ubicación estratégica del INMeT en Puerto Iguazú, «un sitio caliente en el que la geografía, el clima, la biodiversidad y el incesante tránsito de personas lo convierten en objeto de estudio permanente para la prevención de enfermedades”.

Presentado el 9 de febrero de 2011, el INMeT funciona desde entonces, provisoriamente, en la sede del Centro Integrador Comunitario de Puerto Iguazú. Entre sus objetivos destacan realizar y promover investigaciones científicas en terreno que contribuyan al desarrollo de planes y acciones de prevención, diagnóstico, tratamiento y control de las enfermedades tropicales; la capacitación de recursos humanos de instituciones y organismos sanitarios de la región sobre prevención, control, diagnóstico y tratamiento; la evaluación de programas, sistemas, procesos, transferencia y escalado de las investigaciones operacionales y la difusión de conocimiento asesoramiento en sus áreas de competencia.

Líneas de trabajo del INMeT

En relación a los proyectos de investigación que se llevan a cabo actualmente en el instituto, su director, Daniel Salomón, relató que se abordan temáticas variadas entre las que mencionó la realización de “un estudio en insectos flebótomos para predecir el riesgo de transmisión de leishmaniasis y se analizan las proteínas de los venenos de serpientes poco estudiadas en la zona para mejorar el manejo de pacientes, definir el riesgo y evaluar posibles usos medicinales de las mismas”.

“Otras líneas de trabajo se basan en la investigación de enfermedades ocasionadas por el contacto de animales silvestres con animales domésticos y el hombre; el monitoreo de riesgo de invasión de insectos transmisores de dengue en áreas protegidas y el relevamiento en cinco comunidades de pueblos originarios acerca de la circulación y el uso de medicamentos comerciales”, enumeró Salomón, quien es biólogo y salubrista de profesión y dirige el INMeT desde su creación.

El especialista también identificó como un logro “habernos convertido en este breve lapso de tiempo en una referencia para el ámbito regional, ya que varias universidades y programas de países del hemisferio sur solicitan nuestro aporte para distintas investigaciones”.

Integrado por unos 20 profesionales veterinarios, biólogos y antropólogos –entre los que se cuentan investigadores provenientes del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)–, el Instituto Nacional de Medicina Tropical recibirá en las próximas semanas equipamiento de última generación adquirido por el Ministerio de Salud de la Nación para reforzar su laboratorio. Simultáneamente, están proceso de habilitación un insectario y un bioterio, que permitirán mediante la cría de insectos transmisores de enfermedades desarrollar investigaciones en nuevos insecticidas y repelentes de aplicación en programas o por la comunidad, y mediante el mantenimiento de ofidios la extracción de veneno para  investigar sus efectos y propiedades.

En el marco multidisciplinario de bio-ecología, bio-medicina y ciencias sociales establecidos en la misión y valores del INMeT, en sus dos primeros años de labor también se iniciaron y dio continuidad mediante redes, grupos de trabajo y líneas individuales a investigaciones en animales ponzoñosos, Chagas, dengue, geohelmintos, leishmaniasis, moluscos de interés sanitario, tuberculosis y lepra, salud en pueblos originarios, vivienda y salud, zoonosis y biodiversidad. Asimismo, el organismo dio apoyo y asesoramiento a programas nacionales y a diez provincias, para lo cual se convocaron profesionales, becarios y tesistas de ocho universidades, habiendo producido a la fecha 63 publicaciones científicas.

INMet

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.