En el marco de este encuentro de carácter solidario y concientización social, La Asociación Latinoamericana de Baja Visión “El derecho a ver” entregará 100 bastones verdes a personas con baja visión. En el marco de la Ley 25.682 -sancionada en el año 2002- que “determina el uso de Bastón Verde como instrumento de orientación y movilidad para personas que tienen Baja Visión”, la Prof. Perla Catherine Mayo, Presidente de dicha institución, disertará junto a Juan Carr sobre la situación actual de las diversas patologías relacionadas a la disminución visual, y buscará concientizar sobre la importancia de un diagnóstico precoz de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), una de las principales causas de  ceguera legal.

A estos fines, se propone un evento interactivo en donde los periodistas presentes podrán experimentar con unos anteojos simuladores cómo es la forma de ver de una persona afectada por estas enfermedades visuales.

• Sobre la Degeneración Macular: La primera causa de ceguera legal.

En el mundo occidental, La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es la primera causa de ceguera legal irreversible en individuos mayores de 65 años. Consiste en un deterioro progresivo de la retina central denominada mácula, que es la parte del ojo que permite visualizar detalles pequeños con máxima precisión por lo cual es de vital importancia en actividades como la lectura, la costura, la conducción de vehículos, distinción de los rostros, entre otras. En algunos casos, la DMAE avanza de manera muy lenta, por lo que los pacientes no perciben alteraciones notables en su visión. Sin embargo, en otros casos el avance de la patología es muy rápido, lo que puede causar una pérdida de la visión en ambos ojos.

Existen dos tipos de DMAE. La Degeneración macular seca se produce cuando las células de la mácula sensibles a la luz se van deteriorando de a poco, haciendo que la visión central del ojo afectado se deteriore gradualmente. A medida que la enfermedad avanza, se puede percibir un punto borroso en el centro de la visión: este el principal síntoma de la forma seca. Este “ver borroso” puede  generar problemas a la hora de mirar rostros, leer u otro tipo de tareas. Una de las primeras señales de la degeneración macular seca son las drusas (depósitos amarillos debajo de la retina) que se observan en el examen del fondo de ojo.

La Degeneración macular húmeda se manifiesta cuando los vasos sanguíneos anormales que están detrás de la retina comienzan a crecer debajo de la mácula. Estos vasos sanguíneos son frágiles, por lo que pierden sangre y líquido. Estos fluidos levantan la mácula de su lugar, dañándola rápidamente. Uno de los signos de este tipo es que las líneas rectas, se perciben como onduladas. La manifestación húmeda de la degeneración macular es la principal causa de ceguera en pacientes mayores de 50 años, lo que la convierte en la forma más avanzada de esta enfermedad. Debido a que casi toda la pérdida de visión resulta de la degeneración macular avanzada, la forma húmeda produce pérdida de la visión en un porcentaje considerablemente mayor que en aquellos pacientes que padecen la forma seca.

 

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.