El nuevo fármaco, fabricado por Gilead Sciences en California, Estados Unidos, fue probado en más de mil 400 pacientes en dos ensayos clínicos. Los resultados mostraron que era tan eficaz o mejor que otras dos combinaciones de tratamientos y reducía el virus a niveles indetectables en nueve de diez pacientes luego de 48 semanas de ingestión.

Al respecto, John Martin, presidente de ese laboratorio, indicó que “las terapias que se dirigen a las necesidades individuales de los pacientes son clave para mejorar la adherencia (seguimiento del tratamiento) y mejorar el potencial de éxito”.

Por su parte, en comunicado de prensa, Edward Cox, director de la Oficina de Productos Antimicrobiales de la FDA señaló: “A través de la investigación continuada y del desarrollo de fármacos el tratamiento para aquellos infectados con VIH ha evolucionado de regímenes de multi-píldoras a tratamientos de una sola pastilla”.

“Nuevas combinaciones de fármacos para VIH, como Stribild, ayudarán a simplificar los tratamientos”, añadió el funcionario estadounidense.

Stribild es la tercera píldora que combina dos o más terapias antisida, afirmó la compañía, que buscará la aprobación del fármaco cuádruple en Australia, Canadá y la Unión Europea.

Para que el fármaco llegue a los pacientes con VIH de los países del tercer mundo, donde millones de personas todavía no reciben opciones efectivas de tratamiento, se desarrollarán versiones genéricas, con permisos y ayuda de la farmacéutica, por parte de varias compañías indias así como de Medicines Patent Pool, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a facilitar la fabricación de medicamentos genéricos.

 

Fuente: sentidog.com

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.