Durante un evento al que acudieron autoridades destacadas y directivos internacionales de Pfizer, se puso en funcionamiento una moderna línea de empaque de alta eficiencia que permitirá duplicar la capacidad instalada de empaque de medicamentos, con un sistema de cierre de estuches inviolable, que brinda mayor seguridad al paciente.

Jesús Loreto, gerente General de Pfizer Argentina, afirmó que “gracias a esta inversión de 10 millones de dólares entre 2010 y 2012, Pfizer Argentina comenzará a producir localmente importantes medicamentos que hasta el momento eran importados por la compañía: atorvastatina, pregabalina, alprazolam, sertralina, eplerenona, gabapentina y lorazepam”. Este último se va a exportar a toda Latinoamérica.

Asimismo, se empacarán localmente productos que hasta ahora se importaban terminados, tales como la desvenlafaxina y el sirolimus. “Se incorporó una línea completa de acondicionamiento automático de alfa eficiencia, importada de Alemania, para los productos de mayor volumen (en principio ibuprofeno, espironolactona, amlodipina y atorvastatina), compuesta de: blistera, estuchadora, balanza y apilador de estuches”, informó Carlos Álvarez, Director de Planta de Pfizer Argentina. “Todo el proyecto apunta a la sustentabilidad, con énfasis en la reducción de desperdicios”, destacó.

Por otra parte, se inauguraron los nuevos laboratorios de Control de Calidad. Estos cuentan con la tecnología y la capacitación profesional necesaria para analizar productos biológicos tales como etanercept, hormona de crecimiento, factores VIII y IX recombinantes, y pegvisomant, garantizando productos de calidad.

“El laboratorio contiene nuevos equipos de tecnologías ‘bioanalíticas’ específicas para estos productos, a diferencia de las tradicionales tecnologías ‘analíticas’ que utilizábamos para el análisis de los productos de nuestra línea tradicional”, detalló Carlos Álvarez. Este sector se diseñó para que se encuentre segregado, ya que estos ensayos requieren de un ambiente más controlado, con menor movimiento de materiales y personal. Además, “especialistas de primer nivel capacitaron durante aproximadamente 6 meses a un supervisor y a dos analistas de laboratorio, quienes actualmente se encuentran calificados para operar el nuevo centro de control de calidad”.

La nueva capacidad productiva representa un crecimiento para la industria farmacéutica nacional, y demuestra el permanente compromiso de Pfizer Argentina para con los pacientes, la comunidad médica y la sociedad, con el objetivo de Trabajar Juntos por un Mundo Más Saludable.

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.