El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, señaló ayer en Santa Cruz que “este será un gran año en materia de salud para la Argentina”, y aseguró que “entre mayo y abril vamos a llegar a lista de espera cero en las operaciones de cardiopatías congénitas en menores de un año”. Fue durante una reunión de trabajo con el ministro de Asuntos Sociales de esa provincia, Matías Mazú, con quien luego realizó una visita al Hospital Regional de Río Gallegos

Del encuentro, que se realizó en la sede de esa cartera, participaron además el viceministro de Salud de la Nación, Eduardo Bustos Villar, y los intendentes de las localidades de Puerto Santa Cruz, Leandro González, de Comandante Luis Piedrabuena, José Bodlovic y de Puerto San Julián, Nelson Geadell.

“Ayer lo mencionaba la Presidenta: teníamos una lista de espera de entre tres y cuatro años, la cual a partir de la implementación del Plan Nacer disminuyó a tres meses, y esperamos reducirla a cero para mayo o junio”, explicó el ministro, quien atribuyó esos logros “al proceso de transformación política iniciado en 2003 con el Presidente Néstor Kirchner y continuado ahora por Cristina Fernández de Kirchner”.

“Poco se habla de los indicadores de salud de la Argentina”, reflexionó el funcionario, y destacó que “hay datos que muestran los avances del país”. Manzur precisó que “uno de ellos es la mortalidad infantil, que desde 2003 ha bajado sistemáticamente gracias a este proyecto”, y agregó que “esto no sólo mide los servicios sanitarios, sino las cloacas, el agua potable, el trabajo; el desarrollo, en definitiva. Y eso también se puede ver en Santa Cruz”.

Manzur mencionó otro indicador, el de la hepatitis A. “En 2003 y 2004, 68 mil niños sufrían de esa enfermedad, y se sabe que de cada mil, uno necesita un trasplante de hígado y otros mueren, hecho que por supuesto azotaba a los más humildes”, dijo. Pero en 2005, dijo el ministro, “el entonces Presidente Néstor Kirchner incorporó al calendario la vacuna contra la Hepatitis A, siendo el segundo país en el mundo que lo hizo, en 2008 no tuvimos ningún trasplante y no se murió nadie por esa causa”, y concluyó: “en 2010 tuvimos apenas 100 casos de esta patología y ninguno grave”.

El funcionario expresó que “es una alegría compartir esta jornada de trabajo donde estuvimos analizando una serie de indicadores sanitarios en la provincia de Santa Cruz. También es un encuentro para cumplir lo acordado con el gobernador Peralta, de empezar a desarrollar el fortalecimiento de la estructura sanitaria en esta provincia, que tiene una serie de particularidades vinculadas a la geografía y las distancias”, dijo tras hacer entrega del subsidio para fortalecer la red asistencial de la provincia patagónica.

En ese sentido, el ministro Mazú agradeció el apoyo de la Nación al definir el encuentro como “una jornada más de un trabajo que venimos realizando hace un año, que tiene por objetivo programar el fortalecimiento sanitario a través de los consejos de salud, con los hospitales, los directores y los jefes de departamento, y direccionar inversiones en función de una mejor prestación de la salud”.

“Con esta visita estamos cumpliendo con los vecinos de Santa Cruz, con el aporte del Estado Nacional, en este proceso de fortalecimiento de las políticas públicas”, señaló Mazú, y agregó que “no es casual que la Argentina haya mejorado en distintos aspectos, y uno de ellos es que ha bajado en cuatro décimas la mortalidad infantil. Esto tiene que ver con el trabajo incansable de un ministro que trabaja en enero”, explicó.

“La política se mide por resultados, y estos se alcanzan con el esfuerzo y el compromiso de hombres de la política como Manzur, que ha mostrado un gran compromiso con Santa Cruz y con todo el país”, expresó Mazú.

Los funcionarios y la comitiva se trasladaron luego al Hospital Regional de Río Gallegos, donde recorrieron las salas de hemodiálisis, pediatría, unidades de terapia intensiva, sala de rayos y ecografía, y las obras de construcción de la cocina.

Allí pudieron observar el equipamiento recientemente incorporado con aportes financieros de la Nación, entre los cuales se destacan un equipo de última generación para neurocirugía, otro para endoscopía, un procesador celular para hemoterapia y sistemas de hemodiálisis de alta complejidad.

Por último, en el marco de las políticas de prevención del cáncer, los funcionarios recorrieron la sede de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), que en Santa Cruz funciona por voluntariado y tiene una enorme labor y trayectoria en la prevención y detección de la enfermedad oncológica.

FUENTE: Ministerio de Salud de la Nación

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.