Del total de trasplantes de córnea realizados, 53 personas padecían queratocono y 43 fueron pacientes intervenidos de urgencia por sufrir perforaciones. Además, 29 de los receptores eran menores de 20 años.

Este trasplante está indicado en pacientes con alteraciones congénitas o adquiridas, que pueden ser consecuencia de lesiones accidentales o infecciones severas con córneas a punto de perforarse que requieren un injerto de urgencia.

Una de las enfermedades congénitas más frecuentes que requiere este tipo de trasplante es la llamada “queratocono”, una afección que ocasiona que la córnea (la capa transparente ubicada en la parte anterior del ojo) pierda, progresivamente, su característica convexa y se deforme, lo que provoca un defecto muy importante de la visión.

El ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, sostuvo que “lo ideal sería eliminar la lista de espera de los receptores de este tejido, ya que todo fallecido es un posible donante de córnea y la operación se puede hacer a corazón parado hasta 12 horas después del deceso, sin necesidad de que haya flujo sanguíneo”.

En tal sentido, Collia instó a todos los bonaerenses a mantener una actitud solidaria en materia de donación: “en el caso de tejidos como las córneas puede significar la diferencia entre una discapacidad muy difícil de sobrellevar como la ceguera y la posibilidad de volver a ver, con todo lo que esto implica en el mejoramiento de la calidad de vida de una persona”.

Por su parte, el director asociado del Cucaiba, Daniel Flores, agregó que “la prioridad de los pacientes en lista de espera se determina de acuerdo a la urgencia, como cuando la córnea se perfora y debe ser reemplazada de inmediato, estos casos ocurren por ejemplo durante la época de fiestas de fin de año. En segundo lugar, se encuentran los pacientes con ceguera bilateral (ambos ojos afectados), y luego quienes padecen ceguera unilateral.

“Si la lesión de la córnea es irreversible y el deterioro visual es profundo nos encontramos frente a una ceguera de causa corneal, y es pasible de ser solucionado con un trasplante”, sostuvo Leticia Huarte, jefa del servicio de Oftalmología del Hospital Rossi de La Plata, aunque aclaró que cuando la ceguera tiene otro origen no se resuelve con este tipo de trasplante.

Agrego que “cuando la córnea pierde su transparencia, se habla de ceguera de causa corneal, y se soluciona mediante un trasplante. Esto puede ocasionarse por enfermedades congénitas, que son alteraciones de la morfología de la córnea, como el queratocono. De cualquier manera, no todos los pacientes que padecen esta patología requieren de un trasplante”.

Otra de las causas puede ser hereditaria, como las distrofias de córneas, o adquiridas. Estas últimas corresponden a lesiones corneales post traumáticas (ocasionadas por accidentes) o post quirúrgicas.

FUENTE:Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.