La Academia Nacional de Medicina (ANM) se expresó en contra del aborto, en una declaración difundida en los últimos días y aprobada por el consejo plenario de la entidad reunido el 30 de septiembre.

De acuerdo al documento, también apoya la llamada «objeción de conciencia» de aquellos profesionales que se niegan, por cuestiones éticas o religiosas, a practicar una interrupción de embarazo.

El texto, que lleva la firma del presidente de la entidad, Juan M. Ghirlanda, sostiene: «La salud pública argentina necesita de propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, la vida de la mujer y la del niño por nacer. La obligación médica es salvar a los dos, nada bueno puede derivarse de la sociedad cuando se elije la muerte como solución».
Con respecto al crecimiento de este tipo de intervenciones de manera clandestina, el documento sostiene que frente a este problema sanitario «corresponde a las autoridadestomar las mejores medidas preventivas y curativas sin vulnerar el derecho humano fundamental a la vida y al de los profesionales médicos a respetar sus convicciones».

«La ANM considera que el niño por nacer, científica y biológicamente, es un ser humano cuya existencia comienza al momento de su concepción», continúa el texto, según publicó el diario La Nación. Y agrega: «Desde el punto de vista jurídico, es un sujeto de derecho, como lo reconocen la Constitución Nacional, los tratados internacionales anexos y los distintos códigos nacionales y provinciales de nuestro país. Destruir a un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano».

En tanto, la academia también se expresó en el marco de la discusión sobre la posibilidad de que un profesional se niegue a practicar la interrupción de un embarazo basado en cuestiones estrictamente personales. «El derecho a la objeción de conciencia implica no ser obligado a realizar acciones que contrarían convicciones éticas o religiosas del individuo», subraya.

Finalmente, el documento cierra: «El pensamiento médico a partir de la ética hipocráticaha defendido la vida humana como condición inalienable desde la concepción. Por lo que la Academia Nacional de Medicina hace un llamado a todos los médicos del país a mantener la fidelidad a la que un día se comprometieron bajo juramento». 
La Academia Nacional de Medicina es una entidad civil sin fines de lucro dedicada a la investigación científica. Uno de sus objetivos es «fomentar la dignidad y la ética en el ejercicio profesional».

FUENTE: infobae.com

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.