Keith Flaherty, especialista del departamento de Oncología Médica del Massachusetts General Hospital, ha anunciado la aprobación de nuevos fármacos eficaces contra el melanoma en el plazo aproximado de un año. Flaherty se ha pronunciado en este sentido en el VIII Curso de Avances en Cirugía Dermatológica y Melanoma dirigido por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra que se ha celebrado recientemente, según ha informado hoy este centro.

En la actualidad, según ha apuntado la clínica navarra, dos vías diferentes de investigación arrojan luz en la lucha contra el melanoma: por un lado, los estudios sobre la aplicación de terapias basadas en inmunoterapia y, por otro, los ensayos sobre nuevos fármacos cuya actividad consigue bloquear los receptores de las células cancerosas.
En esta última línea, se encuentra un nuevo tratamiento, cuya eficacia ha sido constatada en un ensayo clínico, una nueva droga que ha demostrado, en pocas semanas, su capacidad para la reducción del tumor y evitar su propagación, al menos, durante un período de tiempo limitado, según ha indicado.

«Aunque se trata de una terapia que se encuentra todavía en fase de investigación, esperamos que en el plazo aproximado de un año pueda ser aprobada ya la comercialización de estos nuevos fármacos, al menos, en Estados Unidos», ha apuntado Keith Flaherty.

Una vez conocida la eficacia de esta nueva droga, «que actúa sobre una molécula de la membrana de la célula cancerosa bloqueando su función y consiguiendo un beneficio a corto plazo», ahora es «necesario desarrollar nuevos programas e investigaciones que ayuden a entender y a descubrir cómo podemos prolongar ese efecto».

Los progresos en el tratamiento del melanoma se extienden también a los procedimientos quirúrgicos y en este sentido Jeffrey Gershenwald, especialista del departamento de Oncología Quirúrgica del Anderson Cancer Center (Houston, EEUU), ha explicado que si bien en el melanoma localizado la cirugía sigue siendo fundamental, «cabe recordar que en un porcentaje de melanomas localizados existe enfermedad microscópica que se ha extendido a los ganglios».

Durante las dos últimas décadas, la investigación quirúrgica «ha definido técnicas que permiten identificar qué pacientes tienen afectación ganglionar», por lo que «la extirpación de esos ganglios afectados por el melanoma resulta clave en la curación».
En este sentido, ha concluido que en el caso del melanoma, «la cirugía no sólo trata la enfermedad precoz y muy localizada, sino también la que se presenta en una fase de metástasis microscópica».

Ahora «la cirugía permite detectar la enfermedad precoz en el ganglio mejor que ninguna técnica de imagen», según el experto, quien ha resaltado la importancia de la cirugía ganglionar en los casos de melanoma, «una técnica quirúrgica muy sofisticada y fundamental a la hora de localizar la enfermedad metastásica en fase microscópica».

FUENTE:miradaprofesional.com

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.