Investigadores de la Universidad de Rockefeller, en Nueva York, informan en un artículo que se publicó ayer en Nature de estos hallazgos sobre los anticuerpos neutralizantes del VIH, que «mantienen a raya» al virus.

El pasado año, en experimentos que también aparecieron en Nature, Michel C. Nussenzweig, director del Laboratorio de Inmunología Molecular y coordinador del nuevo trabajo, mostró que un grupo diverso de anticuerpos neutralizantes, clonados a partir de 433 células B de seis pacientes cuyo VIH progresaba de forma lenta, fue capaz de «derribar» un amplio rango de cepas de VIH como cualquiera de los superanticuerpos. La capacidad para aislar y clonar anticuerpos a partir de las células B fue el primer resultado que el laboratorio publicó en Science, en 2003.

Polirreactividad
En el nuevo trabajo, Nussenzweig, junto al posdoctorado Hugo Mouquet, ha encontrado un resultado sorprendente. El 75 por ciento de anticuerpos anti-gp160-VIH fueron seleccionados mediante el sistema inmune para la polirreactividad, una propiedad que permitió el segundo brazo «libre» de los anticuerpos para potenciar la afinidad global uniéndose al virión no específicamente.

Pero los experimentos sugieren que estos anticuerpos «autoadhesivos» podrían ser una adaptación oportunística para dificultar casos como el VIH. Los investigadores confían en una vacuna diseñada para provocar anticuerpos que imiten estas propiedades.

FUENTE:diariomedico.com

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.