El estudio, llevado adelante por un equipo de investigadores de Roche y Plexxicon, tiene como objetivo determinar la dosis necesaria del fármaco PLX4032 para atacar las células tumorales afectadas por una mutación en el gen BRAF. 

Los investigadores determinaron, aunque no exactamente, que la dosis del fármaco debe ser elevada para que éste funcione bloqueando la actividad de la proteína oncogénica BRAF, para conseguir los efectos clínicos dado que el mecanismo de señalización ERK que sigue a la acción de BRAF necesita ser bloqueado casi por completo. 

Las pruebas se realizaron en 32 pacientes. En dos de ellos, los tumores desaparecieron; mientras que en otros 24 pacientes se redujeron más del 30%. No obstante, en el primero de los casos, los beneficios fueron temporales: los tumores desaparecieron durante un año aunque los beneficios reales duraron seis meses. 

Igualmente, el fármaco logró reducir los tumores ubicados en el hígado, pulmones, el intestino delgado y los huesos. 

Con estos ensayos clínicos iniciales, basados en los mecanismos biológicos que anteceden a la formación de los tumores, los investigadores demuestran que pueden acelerar el paso del PLX4032 del laboratorio a la práctica clínica. 

En este sentido, la idea de los investigares es combinar el PLX4032 con otros tratamientos para prolongar el efecto de duración. Los efectos a largo plazo fármaco aún no están determinados. 

Fuente: New England Journal of Medicine / Europa Press

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.