Como en la gran mayoría de los países subdesarrollados, en Nigeria la problemática de la falsificación de medicamentos llegó a límites inusuales y alarmantes. En 2001, según estadísticas de la NAFDAC, la tasa de medicamentos falsos que circulaba en el país era del 70%. 

A lo largo de la última década, en una oportunidad, dicha tasa se redujo llegando hasta el 35%; sin embargo, en la actualidad, el problema se agravó hasta alcanzar el 52%. 

Las responsabilidades 

Recientemente, en el marco del Seminario de la Semana de la Farmacia 2010, celebrado en agosto en de 2010 en la ciudad nigeriana de Lagos, Labre Familusi, presidente de la Sociedad Farmacéutica de Nigeria (PSN), advirtió al Gobierno indio acerca del alarmante repunte e incidencia de los medicamentos falsificados en el mercado de la salud. 

En el marco de dicho encuentro, la PSN presentó un informe donde reveló que en la actualidad la tasa de medicamentos falsificados que circula en el país es del 52%. Familusi responsabilizó directamente a la NAFDAC y a su titular, el Dr. Paul Orhii, y dijo que si el Gobierno dejara cuestiones políticas de lado, trabajara profesionalmente y aumentara los controles en los puertos sería posible bajar la tasa. 

Famisuli dijo que los medicamentos falsificados no encuentran ningún impedimento para ingresar al país. 

La respuesta 

No obstante la posición de la PSN, en 2008 la NAFDAC prohibió a 22 empresas farmacéuticas importadoras de la india -mayor productor de medicamentos falsificados del mundo- la distribución de medicamentos en Nigeria. La Agencia nigeriana también prohibió el uso de 40 drogas para cuya circulación habían copiado ilegalmente los números de registro de la NAFDAC. 

En este sentido, la NAFDAC confía que con la nueva iniciativa de monitorio de medicamentos a través del sistema RFID contribuirá a reducir las cifras de las falsificaciones. 

La idea empezó a elaborarse el año pasado con el involucramiento de las empresas

Verayo  (fabricante de chips RFID “inclonables”), SkyeTek y GlobalPCCA, éstas últimas proveedoras de los dispositivos lectores. 

El objetivo es que tanto las farmacias como los consumidores finales de medicamentos puedan constatar, con un simple escaneo, la calidad y origen de los fármacos. Dicha constatación podrá ser efectuada por las farmacias al momento de recibir los productos, y por los consumidores antes de comprarlos. 

Para impulsar la iniciativa, la NAFDAC propuso que los lectores de las etiquetas RFID sean gratuitos para el público; también espera que los fabricantes, farmacéuticos, importadores, distribuidores y minoristas absorban el costo de la ejecución del programa. El Gobierno nigeriano financiará parte del proyecto. 

Fuente: RFID Point / Nigerian Compass 

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.