El abuso de medicamentos que requieren receta médica fue considerado por Kerlikowske como “el problema de drogas de más rápido crecimiento en Estados Unidos”, durante una reunión en el Congreso sobre el tema. 

“La estratégica nacional sobre el control de drogas” incluye aumentar los programas de recolección pública de medicamentos adquiridos con prescripción médica que ya no se usan o están caducos para prevenir su mal uso. 

El plan prevé fondos federales para programas de entrenamiento a los trabajadores de la salud en la detección de señales de dependencia a los medicamentos contra el dolor derivados del opio. 

Además de un monitoreo de pacientes que van de doctor en doctor en busca de recetas médicas adicionales. 

Asimismo, establece políticas de educación pública sobre los peligros del abuso de medicamentos que se obtienen con receta médica con el objetivo de desterrar la creencia de que son más seguros que las drogas ilegales. 

Entre otros temas aborda la asistencia federal a los estados para combatir la práctica de trasportar personas a estados con poca regulación para la obtención de medicamentos en consultorios y “factorías de píldoras”. 

La estrategia nacional busca cerrar la operación ilegal de las farmacias por internet y “clínicas del dolor” que no siguen prácticas de prescripción de medicamentos apropiadas. 

FUENTE: elfinanciero.com.mx

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.