Según un comunicado de la Secretaría de Vigilancia en Salud del ministerio, la sospecha del mal fue notificada el 2 de septiembre.

El paciente fue orientado para ser sometido al tratamiento de rabia humana, con aplicación de vacuna y suero antirrábico.

Tras la notificación de la sospecha, test de laboratorios oficiales y del Instituto Pasteur de Sao Paulo confirmaron la presencia del virus de la rabia.

El Ministerio de Salud no informó, hasta el momento, sobre el estado de salud de la persona infectada.

El año pasado fueron registrados dos casos de rabia humana en Brasil, transmitida por perros y gatos, contra 52 casos en la década de los 90, de acuerdo al gobierno federal.

Silvina Iturralde

Licenciada en comunicación social, especialista en asuntos corporativos y periodista con amplia trayectoria en medios nacionales.